Después de que el pasado 8 de septiembre se comunicara el fallecimiento de la reina Isabel II, el interés por conocer la vida y la historia de la monarca más longeva de Gran Bretaña ha crecido exponencialmente. En Netflix, 'The Crown' ha vuelto a situarse entre las series más vistas, a pesar de que la cuarta temporada, la última hasta ahora, se lanzó en noviembre de 2020. De hecho, la quinta entrega está pendiente de estreno antes de que acabe el año aunque no se sabe si se retrasará debido a los últimos acontecimientos.

La trágica noticia ha pillado a Matt Smith en plena promoción de 'La casa del dragón' y el actor británico ha comentado algunos aspectos de su participación en la histórica serie de Netflix, 'The Crown', en la que interpretó al príncipe Felipe, duque de Edimburgo y marido de la reina en las dos primeras temporadas. Smith ha contado una divertida anécdota durante un encuentro con el príncipe Harry. Tal y como ha explicado en una entrevista en 'Today Show', el hijo del príncipe Carlos y de Lady Di hizo gala de su sentido del humor al saludar al actor dándole y dirigiéndose a él como "grandpa" (diminutivo de abuelo en inglés), en referencia a la interpretación que el actor había hecho de su abuelo. Una curiosidad que además indicaría que Harry ha visto en algún momento la serie.

En la misma entrevista, el intérprete también ha contado que por lo que él sabe la reina Isabel II también era espectadora de la serie y que solía verla los domingos en un proyector. Sin embargo, también llegó a sus oídos a través de un amigo que compartió cena con el duque de Edimburgo, que el príncipe Felipe “definitivamente no la vio”. Es más su repuesta a la pregunta de si veía 'The Crown' fue "no seas ridículo".

La serie de Netflix creada por Peter Morgan es una ficción dramática que repasa el reinado de Isabel II desde los años 40 hasta la actualidad y en la cuarta (y última temporada disponible por el momento) se adentraba en una de las épocas más espinosas de la monarquía británica. La ficción llegó a incomodar en algún momento en Buckingham Palace a la hasta el punto de que se planteó que Netflix incluyera una advertencia aclarando que lo que se cuenta en 'The Crown' es ficción y no hechos reales. Finalmente, y superada la polémica, eso nunca llegó a producirse.

El rodaje de la sexta temporada en Barcelona se paralizó cuando se comunicó el fallecimiento de Isabel II y se paralizó de inmediato en señal de respeto. La ciudad condal se había convertido en París para recrear el accidente en el que falleció Diana de Gales. "'The crown' es una carta de amor a ella y no tengo nada más que añadir por ahora, solo silencio y respeto. Espero que paremos de rodar también por una cuestión de respeto", dijo en aquel momento el creador a Deadline. El rodaje de la serie se ha reanudado días después del entierro de Isabel II en la Capilla de San Jorge en Windsor y del sobrio funeral de estado del pasado lunes en el que personalidades de todo el mundo despidieron a la monarca. Ahora solo queda esperar para saber si la serie se extenderá hasta contar el fallecimiento y por tanto el final del reinado de Isabel II, a pesar de que los planes del creador eran que la sexta temporada fuera la última.