"No iremos a una investidura fallido". Palabras de la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, al ser preguntada si Pedro Sánchez se someterá a la investidura antes de Navidad si las negociaciones para sumar apoyos siguen abiertas. Este viernes, tras la reunión de ayer del PSOE con ERC, los independentistas han enfriado la posibilidad de que esté todo hecho para esa fecha ya que, dicen, ellos no tienen prisa.

"Durante la reunión nos explicaron que ellos trabajan con un calendario más acelerado y nosotros les dijimos que no teníamos ninguna prisa, que esto no va de días", ha asegurado a TV3 la portavoz de Esquerra, Marta Vilalta. Al volver a ser preguntada sobre esta fecha en concreto, Vilalta ha insistido: "No nos importa el calendario, no tenemos ninguna prisa".

También Sergi Sabrià, el presidente de ERC en el Parlament, ha insistido en Al Rojo Vivo que ellos lo que quieren son "soluciones políticas a problemas políticos. No queremos infraestructuras", por eso, ha continuado, no tienen prisa.

[[DEST:Sabrià, en ARV: "Queremos soluciones políticas a problemas políticos. No queremos infraestructuras".]]

Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha sido rotunda: "No iremos a una investidura fallida. Vamos a consolidar los fundamentos que permitan que la investidura sea un éxito", y ha añadido que están trabajando en las condiciones para tener un gobierno antes de Navidad. 'ElPlural.com' apuntaba este jueves como fecha probable para el primer debate de investidura el día 19 de diciembre; y para el segundo debate, el 21.

Nueva reunión

En cuanto a las negociaciones, PSOE y ERC volverán a reunirse el martes 3 de diciembre en el Congreso porque las negociaciones, dicen desde ambos partido, sigue, y eso ya lo ven como un avance. Fuentes socialistas dicen que han visto en ERC "voluntad de entendimiento", por esto tampoco descartan una tercera reunión, que esa ya sí podría ser la que se celebrara en Barcelona.

También destacan que no ven una escenificacion el hecho de que la posición de ERC sea un 'no' en estos momentos. Según explican, se constataron las diferencias pero vieron a ERC consciente de que hay una gran oportunidad de gobierno de izquierdas y no quieren desperdiciar esa oportunidad

El PSOE trasladó a ERC que no sólo era importante salvar la investidura, sino también dar estabilidad a la legislatura, por lo que ahora queda ver cuál es el instrumento para llegar al acuerdo.

En Esquerra también dicen que, tras la reunión de este jueves, han constatado "que hay voluntad de diálogo y escuchar". Valoran sobre todo el reconocimiento por parte del PSOE de que en Cataluña "hay un conflicto político" y para los independentistas esto "es un paso".

Para replantearse su postura, que ahora se mantiene en el 'no' a la investidura de Sánchez, piden compromisos explícitos y firmes y citan expresamente mesa de diálogo, calendario y con garantías de cumplimiento, sin temas vetados, añaden.

El PSOE habla en su comunicado de "encauzar el conflicto político".

Tras el encuentro entre los equipos negociadores de ambos partidos, el PSOE, en un comunicado, habló de "puntos de encuentro" y de la "voluntad compartida de diálogo" que permita desencallar la formación de Gobierno y, en un momento determinado, hablan de "encauzar el conflicto político en Cataluña desde el diálogo y el entendimiento institucional".

ERC, por su parte, en su comunicado consideraba que ambas partes "han establecido un punto de partida común en constatar la necesidad de abordar un conflicto que es, esencialmente, de naturaleza política", en alusión a la crisis en Cataluña.

"Aunque los diagnósticos de las partes no son coincidentes, sí comparten la necesidad de poder retomar la vía del diálogo entre partidos e instituciones, así como implicar en este a la sociedad civil", prosigue la nota, en la que el partido independentista asimismo indica que sus negociadores han trasladado a los del PSOE-PSC que "la solución democrática para Cataluña pasa por una mesa de negociación".

En ERC dicen que si después de la investidura hay movimientos, "podemos sentarnos en esa mesa de negociación".

Esta, añade, "se fundamenta en cuatro pilares: que sea entre gobiernos, sin apriorismos ni temas vetados, con calendario y con garantías de cumplimiento". La portavoz de ERC, Marta Vilalta, en la misma entrevista en TV3, ha dicho que después de la investidura, "si hay movimientos, podemos sentarnos en esa mesa de negociación".

Malestar en JxCat

Sobre esas negociaciones, desde Junts per Catalunya, el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, avisa a ERC. Su apuesta de negociar, dicen, en solitario una posible investidura de Sánchez es "arriesgada" si no sirve para resolver el conflicto en Cataluña.

Ha sostenido que esta negociación "es una situación muy arriesgada, es una apuesta muy controvertida que pueda hacer ERC, sobre todo si lo hace en solitario". Y cree que en el extranjero "no se entendería que hubiera un acuerdo para investir al presidente español si no es en clave de resolución del conflicto político".

Para JxCAt, la negociacion "en solitario" de ERC es una apuesta "arriesgada"

También han causado malestar las palabras del vicepresidente de la Generalitat y coordinador nacional de Esquerra, Pere Aragonès, que esta semana en una entrevista, sobre una hipotética mesa de negociación entre gobiernos, dijo que "no se descarta que vaya Torra, pero tampoco es necesario", porque dependerá del rango del representante que envíe el Ejecutivo central.

La portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, le ha acusado de "desleal": "Me parece muy feo, desleal y poco procedente en términos de lealtad institucional", ha afirmado en una entrevista en la 'Revista Mirall', y ha reivindicado que Torra es el presidente de la Generalitat escogido por el Parlament y, por tanto, es quien debe representar a la institución.

El PP dice 'no' a Sánchez "hasta el final"

En el PP, aseguran que le dirán 'no' a Sánchez hasta el final, aunque eso suponga, dicen, acabar de nuevo en las urnas. Creen que el líder del PSOE no va a lograr ser investido porque, según fuentes populares a laSexta, "no puede ofrecer algo aceptable a la vez a ERC y al sector más tradicional del PSOE".

El PP cree que Sánchez no será investido porque "no puede ofrecer algo aceptable a la vez a ERC y al sector más tradicional del PSOE".

La diputada del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo ha acusado a los socialistas de "asumir el lenguaje de sediciosos" al hablar, dice, de conflicto político. "Sánchez pretende hacer un gobierno de sedición. Coloca en manos de un delincuente las llaves de España, del señor Junqueras". Asegura que le preocupa que la justicia "sea la moneda de cambio en esta negación entre PSOE y ERC".

Precisamente, el hasta ahora ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell ha responsabilizado al partido de Pablo Casado de que los socialistas se hayan visto obligados a negociar la investidura con ERC pese a que su "nacionalismo irredento" esté en "las antípodas de una postura progresista".

Para Borrell, resulta obvio que "la aritmética es la que es y, si no se quieren repetir las elecciones, hace falta que alguien se abstenga"; por eso, "si el PP no lo quiere hacer habrá que buscar a ver lo quiere hacer algún otro; no le busquemos tres pies al gato, es lo que hay", ha dicho.

Así, lo que se está discutiendo ahora es "a qué precio" se logra la investidura y ha apuntado que si finalmente el PP estuviera dispuesto a facilitarla "sería otra alternativa, y cuando hay alternativa los precios bajan".

Garicano pide "de rodillas" que no negocie con ERC

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha dicho que si el PSOE finalmente pacta con ERC, "será una pesadilla". "Va a ser un gobierno populista en lo económico. Ni siquiera le propongo un gobierno a 3. Le propongo un pacto de gobierno. Con medidas de Estado", ha añadido.

Garicano (Cs) pide "de rodillas" a Sánchez que no pacte con "los que quieren destruir España".

También desde Ciudadanos, el eurodiputado Luis Garicano, uno de los que abandonó la Ejecutiva del partido por la negativa de Albert Rivera a plantearse su postura frente a Sánchez, ha dicho que espera que la formación de un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, con la abstención de ERC, "no salga adelante" y pide "de rodillas" al líder socialista que deje de negociar con quienes "quieren destruir España".

En una entrevista en TVE, Garicano ha advertido que "unir los destinos de España" a los de ERC es el "fin de España" y ha rogado, además, al presidente de los populares, Pablo Casado, y al resto de "constitucionalistas" que se "sienten en una mesa" a negociar.

Vox habla de "fraude electoral"

En Vox también se han pronunciado sobre esas negociaciones. El portavoz en el Parlamento, Iván Espinosa de los Monteros, ha acusado a Sánchez de "fraude electoral" porque, según él, "dijo que íbamos a otras elecciones para evitar ponerse en manos de Podemos y los separatistas" y ahora, explica, el líder del PSOE llega con una posición "de mayor debilidad, con una capacidad de negociar menor", ha dicho haciendo referencia a las palabras de Gabriel Rufián cuando dijo que Sánchez "está derrotado".

Advierte de la "peligrosa presencia de Podemos en el Gobierno" y afirma que el apoyo de ERC sería "a cambio de cosas muy graves para España".