Los máximos dirigentes de ERC se pronuncian sobre las negociaciones con el PSOE el mismo día en el que más de 9.500 militantes están convocados a participar en la consulta de la formación sobre la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

El último en opinar ha sido el presidente de ERC, Oriol Junqueras, que ha asegurado que, a día de hoy, su formación votaría 'no' y que la única opción de cambiar el sentido de su voto es la creación de una mesa de negociación "para poner en vías de solución el conflicto entre Cataluña y el Estado". Junqueras ha respondido por escrito una entrevista de Euskadi Irratia desde la prisión de Lledoners, donde cumple una pena de 13 años por un delito de sedición.

El líder republicano ha destacado que no quieren "gestos ni cambios de actitud, sino actos que se puedan probar" y ha insistido en la necesidad de esa mesa de diálogo, una de las exigencias de la formación, tal y como defiende el coordinador de ERC, Pere Aragonès.

Junqueras dice que ERC está a día de hoy en el 'no' a Sánchez y dice que no quieren gestos, "sino actos que se puedan probar".

Aragonès, en una tribuna en La Vanguardia, ha elevado el precio de la abstención de ERC. Además de que se reconozca que es un "conflicto político" y de establecer una mesa de diálogo entre gobiernos "de igual a igual", el vicepresident del Govern añade una nueva condición, que el Gobierno del PSOE acepte validar en las urnas cualquier acuerdo futuro que salga de la negociación bilateral.

El dirigente republicano ha explicado que se sentarán "en una mesa de negociación con cuatro patas, con cuatro pilares básicos", "un diálogo de reconocimiento, sincero, con un calendario claro y con garantías de cumplimiento".

Sobre esa mesa de negociación ha hablado este lunes la portavoz de ERC Marta Vilalta y ha insistido en que debe ser "entre iguales", sin condiciones "donde se pueda hablar de todo", incluidas la autodeterminación y la amnistía, con un calendario con compromiso de encuentros y garantías de cumplimiento de los acuerdos adoptados "que vengan dadas de entrada para que no nos estafen", ha añadido.

Ha añadido que la reunión bilateral "no es condición sine qua non para la investidura" y habla de dos fases: "una primera entre los ganadores de las elecciones PSOE y ERC, y a partir de aquí, si estas conversaciones van bien, quiere decir que hemos conseguido la mesa de negociación. Después de la investidura empezaría la mesa de negociación entre iguales, entre gobiernos".

ERC habla de una primera fase, entre PSOE y ERC, y tras la investidura, una mesa de negociación "entre gobiernos".

Los militantes votan

Vilalta ha asegurado que si se avala la estrategia de la dirección de ERC de rechazar la investidura de Sánchez por parte de la militancia, "llamaremos al PSOE para reunirnos esta misma semana si se puede".

La pregunta que deben responder los militantes es: ¿Estás de acuerdo con rechazar la investidura de Pedro Sánchez si previamente no hay un acuerdo para abordar el conflicto político con el Estado a través de una mesa de negociación?". Se trata de un proceso no vinculante con el que se pretende además que el PSOE mueva ficha.

Uno de los que ha votado y ha dicho que 'sí' a rechazar el acuerdo es el ex diputado republicano Joan Tardà.

 

Fuentes del PSOE, ante estas nuevas exigencias de ERC, creen que es una posición de máximos "de cara al electorado y de cara a su consulta", pero señalan que si las condiciones son "así de rígidas", a va ser difícil llega a un acuerdo.

Las condiciones de JxCat

Este lunes, también Junts per Catalunya ha comunicado sus condiciones para apoyar la investidura de Sánchez. Quieren un diálogo de Gobierno a Gobierno, sin condiciones ni exclusiones, y la figura de un mediador internacional: "Nuestra propuesta habla de mediador internacional que de manera consensuada dé cuentas de cómo evoluciona la negociación", ha explicado la portavoz de JxCat Laura Borràs.

JxCat pide un diálogo de igual a igual y un mediador internacional para abandonar el 'no' a Sánchez.

Igualmente, ha insistido que el futuro de los catalanes "lo deciden los catalanes": "Cualquier solución pasa por votar".

Comisión negociadora

Una vez que se conozcan los resultados de la consulta, PSOE y ERC han acordado poner en marcha una comisión negociadora con dos objetivos principales. El fin de semana votaron los socialistas y más del 90% de los que estaban inscritos aprobaron el preacuerdo con Unidas Podemos.

El primero objetivo, el primordial, es salvar la investidura de Pedro Sánchez. El segundo: empezar a analizar cómo poner en marcha una mesa de diálogo sobre Cataluña.

En esa comisión negociadora habrá tres representantes por cada formación política. Por parte del PSOE estará la portavoz en el Congreso, Adriana Lastra; el número tres del partido, José Luis Ábalos y Salvador Illa, secretario de organización del PSC.

Por parte de ERC, su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, también Marta Vilalta y el diputado del PSC en el Partlament Josep Maria Jové.

Según fuentes de ERC será "un diálogo sin condiciones y de igual a igual". No obstante, la semana pasada ERC afirmó que rechazaría el preacuerdo de PSOE y Unidas Podemos si no había diálogo político.