El eurodiputado de Cs Luis Garicano ha dicho que espera que la formación de un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, con la abstención de ERC, "no salga adelante" y pide "de rodillas" al líder socialista, Pedro Sánchez, que deje de negociar con quienes "quieren destruir España".

En una entrevista en TVE, Garicano ha advertido que "unir los destinos de España" a los de ERC es el "fin de España" y ha rogado, además, al presidente de los populares, Pablo Casado, y al resto de "constitucionalistas" que se "sienten en una mesa" a negociar. Preguntado si él mismo formaría parte de esa mesa, ha afirmado que estaría "encantado" de estar "donde haga falta" con quienes estén de acuerdo "con la unidad de España".

El eurodiputado ha señalado que, de hecho, en Europa los socialistas gobiernan en coalición con populares y liberales y ha asegurado que en las instituciones comunitarias el PSOE no se entiende con Podemos, separatistas, ni nacionalistas porque "no tienen nada en común".

"El tigre al que uno quiere montar lo devora"

Garicano ha comparado la tesitura con la que está lidiando Sánchez, cuyo equipo está manteniendo negociaciones con los republicanos para lograr su investidura, con la que vivió el expresidente de la Generalitat Artur Mas cuando pactó con la CUP: "Uno busca mantenerse con el poder, negocia con quien haga falta y luego el tigre al que uno quiere montar lo devora".

Sobre el futuro de Ciudadanos tras el batacazo del 10N, ha asegurado que el partido cuenta con "una líder que va a unificar al partido", en referencia a Inés Arrimadas, dando por hecha su elección tras la dimisión de Albert Rivera y ha tendido la mano a figuras relevantes de la casa como Toni Roldán, Javier Nart o Francisco de la Torre para que vuelvan a las filas naranjas.

"Todo el mundo tiene que caber en Ciudadanos. El día que todas esas personas estén será un buen día para el partido", ha añadido.