Ferrari lidera el Mundial de Constructores y el de pilotos con Charles Leclerc. La escudería italiana ha vuelto a lo alto de la tabla con un increíble trabajo y un monoplaza muy superior.

Los de Maranello han logrado dos victorias en 3 carreras y todo apunta a que seguirá siendo así a lo largo de la temporada, algo que la escudería italiana necesitaba ya tras unos años complicados.

"Estamos contentos. Creo que en este comienzo de temporada el coche, los pilotos y el equipo han demostrado ser competitivos. Vinimos a Australia intentando dar lo mejor de nosotros y sabíamos que teníamos que ser perfectos para ganar. Ver el coche funcionando bien en condiciones difíciles hoy es siempre una gran satisfacción", ha explicado Mattia Binotto para 'Sky Sport F1'.

Ferrari ha tenido un fin de semana agridulce, dos monoplazas muy competitivos y una nueva victoria, pero, a su vez, el abandono de Carlos Sainz. El español no pudo hacer una buena clasificación al verse interrumpido por la bandera roja del accidente de Alonso y por un fallo en su monoplaza a la hora de arrancarlo. Todo ello ha influido en que hoy tuviera que tomar más riesgos y, finalmente, cometiera un error que lo ha dejado fuera de la carrera en la segunda vuelta.

"Carlos tuvo algunas circunstancias desafortunadas que no lo ayudaron este fin de semana. Ayer, la bandera roja antes de cerrar la vuelta le puso nervioso y cometió un error que le impidió salir desde las cuatro primeras posiciones. Hoy, tuvo un problema con el volante antes de la salida y comenzó con neumáticos duros. Todo esto no ayuda psicológicamente a un piloto y, finalmente, cometió ese error, pero Carlos saldrá reforzado este fin de semana y estará preparado para redimirse en Imola", ha asegurado Binotto defendiendo a su piloto.

"Nuestros dos pilotos son muy rápidos y muy fuertes. Carlos está buscando su mejor versión. Este fin de semana estaba pilotando muy bien aunque algunas circunstancias no le han ayudado, pero estoy convencido de que pondrá a Charles contra las cuerdas en las próximas carreras", ha añadido el jefe de Ferrari.

Ahora tienen un par de semanas de descanso antes del Gran Premio de Imola, donde estarán todos los tifosi esperando ver una gran actuación de su escudería: "Estamos deseando llegar a Imola delante de nuestra afición en este estado de forma. Hacía mucho tiempo que no teníamos esta oportunidad y nuestra esperanza es poder celebrar este momento con ellos. Afrontaremos la carrera intentando dar lo mejor de nosotros".