Se acerca la retirada de Valentino Rossi de MotoGP y el italiano no desaprovecha ninguna oportunidad de quedarse con la palabra en la boca, y menos si es para recriminar a Marc Márquez.

'Il Dottore' fue espectador de lujo de dos toques provocados por el piloto español y al ser preguntado por esas dos acciones, Rossi respondió de la siguiente manera: "Lo único que puedo decir es que Márquez es muy agresivo con todos sus rivales".

El perjudicado de esas dos acciones fue el mismo piloto y en la misma curva. Aleix Espargaró se vio desplazado en el primer giro tanto en la primera como en la segunda salida, después de que la carrera se reiniciara tras una bandera roja causada por el accidente de Dani Pedrosa y Lorenzo Salvadori.

 

Márquez entró con mucha fuerza y de una manera algo abrupta en ese viraje, en el que el mayor de los Espargaró se encontraba situado en una zona algo más exterior con respecto al vértice, y la Honda impactó con fuerza, forzando a Aleix a salirse por la escapatoria.

Esa acción fue recriminada por el número 41 justo cuando se detuvo la carrera y los pilotos volvían a sus garajes, pero poco después, en la resalida, volvieron a encontrarse: Marc volvió a meterse en el interior de la curva y tuvo que levantar la moto porque Fabio Quartararo le cerró el hueco, con tan mala suerte de impactar una segunda vez con Espargaró, esta vez de manera algo más comprensible.

 

"Hoy ha sido Aleix, otras veces han sido otros pilotos. No sé qué decir, sinceramente. No tengo una idea de cómo se puede mejorar esta situación", concluyó Rossi respondiendo a la forma de conducir de Marc, quien solo pudo ser octavo en el Red Bull Ring.

El italiano, por su parte, terminó decimotercero y tendrá la opción de mejorar ese resultado el fin de semana que viene, en el Gran Premio de Austria, que se disputará en el mismo circuito.