Vuelve MotoGP y con la categoría siempre vienen acompañadas emociones fuertes. Antes del parón veraniego los pilotos españoles no han tenido la mejor de las actuaciones y para el mundial no está ninguno en situación de luchar por el título, aunque la vuelta de Marc Márquez a la competición y su progresiva recuperación puede ser el mejor aliciente para la segunda parte del campeonato.

El piloto catalán tuvo molestias en los primeros compases de temporada tras venir de ser operado hasta en tres ocasiones de su húmero derecho y estar desvinculado de las carreras más de un año.

Ahora vuelve de otra manera después de las vacaciones, que han sido beneficiosas para él. "He disfrutado de las vacaciones de verano; he podido relajarme con amigos y familiares. Ha sido bueno no solo para la mente, sino también para el cuerpo y cada día me siento mejor y más fuerte", dijo Marc en la previa al GP de Estiria, donde también rodará con una 'wild card' Dani Pedrosa.

Aún y con todos esos inconvenientes, Márquez logró una victoria incontestable a la par que inimaginable para él en el circuito de Sachsenring, 581 días después de la última: "No es una victoria, es algo más".

"Es cierto que después de esta lesión sentí que mi forma de ver la vida había cambiado un poco. Dicen que de los momentos duros aprendes y cambias, y solo el tiempo dirá si soy mejor o peor", dice el seis veces campeón de la categoría reina.

De cara al siguiente Gran Premio, Marc viene "con ganas de pilotar de nuevo la Honda RC213V y volver a ver tribunas llenas", aunque avisa de que "aún no será fácil y tenemos que seguir concentrados y trabajando".

Al mayor de los Márquez no le va a faltar tampoco motivación por parte de su equipo, ya que Honda ha montado un video homenaje con un compilado de imágenes de los mejores momentos de su piloto insignia en este 2021, titulado 'Un viaje de 581 días, la destacable recuperación de MM93'.