Fernando Alonso está preparado para volver a subirse a un coche de Fórmula 1. El asturiano, bicampeón con Renault en 2005 y en 2006, ya está en Baréin para, en los test de pretemporada, pilotar un Alpine que tras lo visto en la primera jornada apunta buenas maneras.

En la previa de los test, en la rueda de prensa para la FIA y según publica 'The Race', Fernando Alonso habló acerca del accidente sufrido en bicicleta mientras se entrenaba en Suiza.

Y dijo algo que hasta ahora no se sabía y que va a tener hasta final de temporada: "Me tengo que quitar dos placas de titanio que tengo en el maxilar superior. Lo haré a final de año. No me afectará a mi vida profesional".

"Me siento bien, listo para competir al cien por cien", afirma Fernando.

Alonso afirma que lleva trabajando sin problema desde hace tiempo: "Me entreno con normalidad desde hace dos o tres semanas. Estuve en el simulador lunes y martes. Tan solo falté al 'filming day', pero estoy recuperado por completo".

Fernando, además, advierte: "No temo ningún desafío. Todo está muy igualado en la zona media de la parrilla, y para sumar muchos puntos habrá que tener fines de semana perfectos".

De momento, el A521, el primer coche de Alpine en la F1, ha brillado con luz propia quedando a menos de medio segundo del Red Bull Honda de Max Verstappen y dando 127 vueltas en el primer día de test en Sakhir.

Te puede interesar

Mick Schumacher: "Es especial competir contra Fernando Alonso"

Red Bull ensalza a Fernando Alonso, pero duda que Alpine sea competitivo

La F1 da la bienvenida a Fernando Alonso, que estrena el mono de Alpine