Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

TODOS LOS JUEVES A LAS 22:30

PROGRAMAS COMPLETOS
LA ENCARGADA CHOCA CON LA INFILTRADA

Raquel: “Lo de la mano en los bolsillos ¿qué es, de barrio? Queda fatal”

Marta atiende a su primera clienta y Raquel no tarda en llamarla la atención por cómo lo está haciendo y por lo que se está inventando. “Tú me has dicho, ‘si te preguntan, no me preguntes’”, se defiende la ‘novata’.

LA JEFA INFILTRADA SE RÍE AL DEPILAR UNA OREJA

Pilar: “Tu eres mi empleada y te pongo en la puerta”

En su jornada de manicura y depilación, la jefa infiltrada tiene que depilar las orejas a un hombre que acude a que le hagan el servicio. Sin embargo, a la jefa le entra un ataque de risa que no gusta al cliente y menos a Pilar que confiesa que si hubiera sido su empleada, la hubiera echado a la calle.

ver el video
EL MOMENTO DE LA REVELACIÓN I RAQUEL

“No traté de ridiculizarte en ningún momento”

Marta Martín vuelve a la central de D-beauty Group para ajustar cuentas con sus empleados.

LA INFILTRADA, CANSADA POR LA DUREZA DEL TRABAJO

Marta: “Voy a acabar con brazos de churrero”

Noemí, una empleada, enseña a la jefa cómo depilar y cómo hacer un masaje anticelulítico, pero la actitud de Marta no es la adecuada.

ver el video
LA JEFA INFILTRADA SE TOPA CON UNA CLIENTA EXIGENTE

Clienta sobre Marta: “Parece que me va a operar el dedo”

Marta trabaja con Mila, que es la que hace la pedicura en una de las franquicias y que tiene que tratar a una clienta que no se fía de la ‘novata’.

1 Comentarios
PUBLICIDAD
ver el video
TRANSFORMACIÓN RADICAL DE LA JEFA INFILTRADA

“Me siento como cualquier otra persona menos Marta”

La directora de marketing y comunicación de D-beauty Group, para convertirse en infiltrada y no ser descubierta, necesita abandonar su look.

MRW
Nuria: “No te veo preparado para trabajar en la oficina” ver el video
LA EXIGENTE DIRECTORA NO COGE AL 'BECARIO' EN SU OFICINA Nuria: “No te veo preparado para trabajar en la oficina”

En su primer día como jefe infiltrado, Guillermo trabaja con Nuria, una de las directoras de franquicias más eficientes de la compañía. Uno de los trabajos a los que se enfrenta es responder a las quejas telefónicas de los clientes, comprobando lo difícil que es defender a la empresa que dirige. En su labor, al infiltrado le falta rapidez y vive en sus carnes las quejas de la directora y los problemas que le plantean los clientes. Finalmente Nuria no le quiere en su oficina por falta de conocimientos de MRW y lentitud con el ordenador.

Avelino: “Guillermo tiene pinta en estos momentos de un ‘quillo’” ver el video
EL PADRE DEL JEFE, ASOMBRADO CON LA TRANSFORMACIÓN Avelino: “Guillermo tiene pinta en estos momentos de un ‘quillo’”

Para no ser descubierto por sus trabajadores, Guillermo Pérez, director general adjunto de MRW, tendrá que perder mucho más que el traje y la corbata: el pelo. Una transformación radical por la que pasará de ser Guillermo Pérez a Andrés Gómez, un joven que busca su primera oportunidad laboral, aficionado al hip hop que sólo ha trabajado de camarero y de repartidor de pizza. Sus trabajadores tendrán que pensar que es un becario al que tienen que enseñar sus trabajos para decidir si la empresa le contrata. Su padre no da crédito al cambio de look cuando entra por la puerta.

Wilfred: “Me gustaría abrir una escuela de fútbol en mi país” ver el video
EL EXPORTERO DEL RAYO VALLECANO Y MOZO DE MRW Wilfred: “Me gustaría abrir una escuela de fútbol en mi país”

En el turno de noche, el jefe infiltrado conoce cómo funciona MRW. Para ello, Guillermo se traslada a la plataforma de Madrid- Barajas. Allí conoce a Wilfred, un mozo de carga que fue portero del Rayo Vallecano y de la selección de Nigeria y quien le enseña que el mínimo error, le cuesta muy caro a la empresa. El exfutbolista, en un momento de descanso, cuenta su historia a Guillermo. Y es que a pesar de ser famoso, cuando él jugaba no había tanto dinero como ahora y tiene que trabajar duro para mandar dinero a sus hijos en Nigeria, país al que le gustaría volver y montar un equipo de fútbol.

Guillermo: “El tener tu firma en unos guantes es una cosa muy bonita para mí” ver el video
EL MOMENTO DE LA REVELACIÓN DEL JEFE DE MRW Guillermo: “El tener tu firma en unos guantes es una cosa muy bonita para mí”

Los empleados han sido citados en la central de MRW en Barcelona. No saben los motivos de la llamada. En la revelación descubren que el becario con el que trabajaron es en realidad el director general adjunto que se ha infiltrado para ver los puntos fuertes y débiles de la compañía para intentar mejorarlos. Para ello, se ve las caras con sus empleados. Entre ellos con con Wilfred, el exportero del Rayo Vallecano y de la selección de Nigeria y que ahora es mozo en la empresa.

Marco: “A los cuatro meses le notamos algo en los ojos” ver el video
EL HIJO DEL MOZO SUFRE UNA ENFERMEDAD EN LA RETINA Marco: “A los cuatro meses le notamos algo en los ojos”

En el último día conoce a Marco, un mozo del almacén de MRW. Mientras trabajan en el almacén, el empleado le habla al jefe infiltrado de su familia y como han hecho buenas migas, su compañero le invita a comer a su casa. Pero antes, tiene que recoger a Dani, su hijo de dos años. El niño tiene una enfermedad que afecta a la retina que se llama amaurosis congénita de Leber y por la que dos días a la semana le lleva a un especialista. Además, su mujer Toñi se ha quedado embarazada por si algún día el hermano puede ayudar al pequeño.

Pepe: “Yo le pondría bueno, tirando a mejorarlo” ver el video
EL VETERANO QUIERE PULIR AL 'BECARIO' Pepe: “Yo le pondría bueno, tirando a mejorarlo”

En el cuarto día, Guillermo conoce a Pepe, el mensajero veterano de MRW que le enseña cómo tiene que hacer el pedido en una hora. El jefe infiltrado tiene que entregar un paquete en un edificio en el que el ascensor está averiado. Primero se confunde piso y luego no se da cuenta de que uno de los envíos va con retorno. Por esos fallos, el jefe se tiene que dar varios paseos en 15 minutos y hace que la siguiente entrega se retrase. Aun así, el empleado le daría oportunidad para “pulirlo”.

Guillermo: “Lo he visto jadeando y me he asustado” ver el video
UN PERRO SUFRE UN GOLPE DE CALOR AL TRANSPORTALO Guillermo: “Lo he visto jadeando y me he asustado”

El director general adjunto de MRW Guillermo Pérez se infiltra en unos de los departamentos que más le importan a nivel personal, el de mascotas, donde conoce a Pablo, el veterinario de mascotas de la empresa. En ese departamento el jefe se da cuenta de que en las furgonetas acondicionadas para el traslado de los animales, también se transportan otros paquetes. Y por ello, uno de los perros que se encontraban al final de la furgoneta tiene un golpe de calor y necesita ser atendido inmediatamente.

EL JEFE INFILTRADO EN MRW Así es la transformación del jefe en MRW

Guillermo Pérez, director general adjunto de MRW, cambiará su traje por una gorra y furgoneta de reparto. Al cambiar su apariencia, y cortar al uno el pelo, se hará pasar por uno de los becarios y deberá acatar las órdenes de sus propios empleados.

El becario puede ser tu jefe ver el video
AVANCE DEL PRÓXIMO PROGRAMA DE 'EL JEFE INFILTRADO' Cuidado con lo que dices delante del becario porque puede ser tu jefe

Cuando con lo que dices o haces delante del becario porque puede ser tu jefe. ¿Alguna vez has pensado en esa posibilidad? 'El Jefe Infiltrado' presenta una de las situaciones más extrañas que pueden darse en una empresa. Un becario con una trayectoria meteórica.

PUBLICIDAD
muchosplanes.com
muchosplanes.com
Cerrar ventana
Cerrar ventana