Cerca de siete de cada diez españoles (el 66,5%) están en contra de retrasar su jubilación a cambio de un cheque de 12.000 euros por año y solo un tercio (30,4%) apoyaría esta medida.

Esa es una de las conclusiones del Barómetro de laSexta elaborado a raíz de la propuesta del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para reformar el sistema de pensiones.

Las divisiones son mayores por bloques ideológicos: los votantes de PSOE y Unidas Podemos son quienes estarían más a favor de esta propuesta (un 45,5% y un 44,4%, respectivamente), en tanto que los votantes del bloque de derechas se niegan en redondo. El mayor rechazo viene de los votantes de Ciudadanos: un 96,7% de los encuestados lo rechazan, frente a un 78,5% del electorado del PP y un 78,2% del de Vox.

Por otro lado, cuestionados sobre el endurecimiento de las condiciones para jubilarse anticipadamente, el 73,2% de los encuestados lo rechazan. Nuevamente, las divisiones son notables si nos fijamos en el espectro ideológico. El 100% de los votantes de Ciudadanos rechaza penalizar el retirarse antes de la edad legal, frente al 92% de los electores de Vox y el 85,9% de quienes optan por el PP.

Por la izquierda, el 59,4% de quienes optan por el PSOE rechazan esta medida. Pero es notable el apoyo de los votantes de Unidas Podemos: el 51,1% valoran positivamente una medida así.

En cuanto a la sostenibilidad del sistema de pensiones, siete de cada diez (72,4%) creen que está en riesgo: los mayores porcentajes se encuentran nuevamente entre los electores de la derecha. El 93,3% de los votantes de Cs, el 89,7% de los de Vox y el 80,8% de los del PP:

En la izquierda, el 68,9% de los votantes de UP y el 61,3% de los del PSOE también dudan de la viabilidad de las jubilaciones.