Un 4 de marzo de 2001 cambiaría la historia del automovilismo español. De la mano del modesto Minardi, un jovencísimo Fernando Alonso hizo su debut en Fórmula 1 en el circuito Albert Park de Melbourne (Australia), logrando un sufrido 12º puesto.

20 años han pasado desde entonces y, con motivo del aniversario y más aún con vistas a la temporada que se avecina en el 'Gran Circo', Giancarlo Minardi, jefe de la escudería que le dio la oportunidad a Alonso en F1, ha repasado las dos últimas décadas del ovetense en 'Marca'.

El recuerdo de lo sucedido en Albert Park

Minardi es incapaz de borrar el recuerdo de aquel Fernando tan precoz: "Fue una cita muy buena, en el sentido de que con Fernando, y en un momento difícil como fue 2001, abandonamos la última fila. Él hizo una carrera óptima. Era un debutante y ya se veía que tenía ante sí un gran futuro. No le pudo la presión, no tuvo ningún miedo en una pista que no conocía porque, obviamente, no se podía ir a Australia a entrenar. Fue una cita, como fue todo el año, fantástico por todo lo que hizo con nosotros esa campaña. Nosotros ya estábamos preparados porque en el 2000 ya había hecho test. Nos había hecho ver de qué clase era. Se trataba de un piloto que pese a ser joven daba serenidad, tranquilidad".

Por aquel entonces ya asomaba en enorme potencial que atesora: "Por experiencia que tuve, y he tenido, con muchos pilotos, en él se veía que tenía unas dotes naturales superiores. Todos esperábamos que se convirtiera campeón del mundo. Son cosas que van creciendo con el tiempo. Él era ya muy bueno. Tenía, y tiene, dotes naturales que se vieron inmediatamente. Cuando ves a un piloto nuevo, y lo pruebas, ya intuyes si tiene grandes posibilidades. Luego, para convertirse en campeón tienen que confluir muchos caminos, pero con Fernando, al que sigo considerando como uno de los mejores pilotos de los últimos 20 años, claramente no ha ganado todos los títulos mundiales que merecía vencer".

El paso a Renault y el papel de Flavio Briatore

"Él acabó con Flavio (Briatore), con el que tenía una relación muy estrecha y que siempre se fiaba de lo que yo le aconsejaba. No era la primera vez que le aconsejábamos sobre un piloto, como hicimos con Fernando. Ya incluso antes de correr veíamos que teníamos un potencial ganador. Luego, fue muy valiente al aceptar estar un año como piloto de pruebas con Renault. Ahí pudo hacer 50-60.000 kilómetros, con lo que cuando volvió a pista con Renault era ya un piloto ganador", explica.

¿Mala elección estar un año en el dique seco? Para nada: "No creo que haya hecho malas elecciones como piloto. Pongo un ejemplo histórico de otro piloto: Juan Manuel Fangio ganó cinco títulos cambiando y encontrando siempre el coche ganador. Era otra época. Hoy, si miramos a Fernando, ¿cuántas veces ha acabado segundo? ¿Y cuántas veces lo ha hecho por un punto o dos puntos? Es evidente que estaba ahí, los errores no siempre fueron culpa suya. Es un piloto al que le faltan, por lo menos, tres títulos mundiales. Además, tres títulos y no por su culpa".

¿Es Alpine candidato al título?

En la Fórmula 1 actual, con la importancia que hay en el trabajo de garaje, Giancarlo Minardi ve difícil que Alonso opte al título: "Está claro que Renault, en los últimos años, es un equipo que ha tenido grandes problemas. Hoy en día, los pilotos necesitan al coche para poder ganar. No creo que en este momento, y ojalá me equivoque, que Alpine esté en condiciones de darle un coche ganador. Él ya demostró que es un piloto rápido, lo demostró en los test de Abu Dabi. Al momento demostró que hacía mejores tiempos que los otros pilotos que le habían precedido en los test o en la carrera. Fue uno de los pocos que mejoraron los tiempos de carrera en los test colectivos, con lo que esto quiere decir que como piloto está bien".

¿Está mayor Alonso para soñar grande?

"Para mí, su edad no pone en discusión su valor. Pero, claro, me habría gustado que lograra un asiento en un coche algo más competitivo porque así se divertirá más que otra cosa. Veremos, nunca digas nunca jamás, aunque la Fórmula 1 nos ha enseñado que de un año a otro hay cambios, y a veces son positivos. Con lo que esperemos que Alpine, en este caso, dé un salto positivo", afirma Minardi, incidiendo una vez más en la importancia del coche.

¿Será determinante el cambio de reglas?

"El cambio de las reglas de 2022 puede ser bueno para él y para todos los equipos. A día de hoy, y en 2021, Mercedes será el coche y equipo a batir. Es interesante ver cómo acabó la temporada 2020 Red Bull. En cuanto al resto, hay que ver McLaren, que también es interesante. De los demás, hasta que no los veamos rodar, con los primeros datos de campo, no podremos hacer valoraciones. Alpine, para ser competitiva, debe dar un salto muy grande, que yo no lo espero", señala el exjefe de la escudería.

Por último, Minardi cree que con Fernando en la pista, el mayor trabajo recae sobre el equipo: "Está claro que la llegada de Fernando contribuirá al desarrollo. Cuando tienes a Fernando en tu equipo, y hablo por cómo nos pasaba a nosotros en Minardi, para ganar una milésima en pista no debes pedírselo al piloto; lo tienes que ganar tú en la fábrica. La historia ganadora de Alonso nos demostró que el tiempo que hacía Fernando era el tiempo máximo que podía hacer ese coche. Después, todas las mejoras deben venir del equipo, del coche, los ingenieros. Eso se vio, sin discusión, en todas las escuadras en las que estuvo Alonso".