El juez imputa al ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz en la 'Operación Kitchen', por su presunta implicación en el espionaje al extesorero del PP, Luis Bárcenas, con fondos reservados durante el Gobierno de Rajoy. De momento, no imputa ni a Dolores de Cospedal ni a su marido. Fernández Díaz ha sido citado a declarar el 30 de octubre, un día después que su ex número 2, Francisco Martínez.

Según el auto del magistrado, al que ha tenido acceso laSexta, "la presencia de Jorge Fernández Díaz resulta necesaria, útil y pertinente, toda vez que las investigaciones practicadas hasta el momento permiten situar el centro nuclear de la operación en el Ministerio del Interior, desde donde se habría dirigido y coordinado toda la operativa, presuntamente, con la participación directa del Ministro, y actuando por Delegación de este, al parecer, el Secretario de Estado de Seguridad. Así se desprende de los audios registrados al Sr. Villarej o, de los mensajes transcritos y de la documentación referida en la presente resolución".

La Fiscalía Anticorrupción había pedido que se les citara a los tres - Fernández Díaz, Cospedal y López del Hierro- por delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y revelación de secretos, en la causa que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón mantiene abierta para esclarecer si desde el Ministerio del Interior se organizó un espionaje a Bárcenas en 2013 pagado con fondos reservados.

En esta pieza ya están imputados, entre otros, el número dos de Fernández Díaz, Francisco Martínez, el exdirector adjunto operativo de la Policía en aquellos momentos, Eugenio Pino, y el comisario Andrés Gómez Gordo, que trabajó con María Dolores deCospedal durante su etapa como presidenta de Castilla-La Mancha.

La investigación ha encontrado indicios de la existencia de un operativo que actuaba fuera de la ley para localizar documentos y archivos "que resultarían comprometedores para determinados dirigentes del Partido Popular".

El papel del chófer de Bárcenas

laSexta ha tenido acceso al sumario que investiga el material que la 'Operación Kitchen' le robó a Bárcenas, extesorero del PP, y su esposa Rosalía Iglesias. Se detallan en concreto 25 abonos a Sergio Ríos, exchófer de Bárcenas, con fondos reservados entre julio de 2013 y septiembre de 2015 por valor de 53.266,22 euros, 50.000 de esos euros se habrían destinado a pagar sueldos y 2.500 a comidas, según apunta el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata en una resolución, hasta ahora bajo secreto de sumario, perteneciente a la investigación que el magistrado realiza de la caja B del partido.

Los responsables de repartir ese dinero habrían sido dos de los investigados en el sumario, el excomisario Villarejo y el también policía Andrés Gómez Gordo, exjefe de seguridad de María Dolores de Cospedal.

Vigilancia a 'la Rubia'

También ha quedado acreditado, según establece el juez De la Mata en su resolución, que personas y lugares del entorno de Luis Bárcenas y de su esposa Rosalía Iglesias fueron objeto de vigilancia entre el 25 de julio y el 11 de octubre de 2013; así como los días 22 de enero y 12 de febrero de 2014, "existiendo constancia documental de ello mediante notas de servicio".

Además, un informe policial perteneciente a la investigación de la 'Operación Kitchen' sitúa a Rajoy como conocedor del operativo 'parapolicial' basado en el espionaje a Bárcenas. Según se deduce del informe, la operación estaba coordinada por que por entonces era el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, pero era conocido por 'El Asturiano', que, según la Fiscalía Anticorrupción era como llamaban algunos de los investigados a Rajoy en sus conversaciones privadas.