Jorge Lorenzo se retiró de MotoGP tras un mal curso con Honda... para reaparecer como piloto probador de Yamaha. El balear, además, anunció que iba a correr con los japoneses el GP de Cataluña, pero su vuelta puede quedar completamente frustrada por el coronavirus. A falta de confirmación oficial, la prueba en Montmeló se da por aplazada.

Así lo ha dicho Gerard Figueras, secretario para el deporte de la Generalitat en palabras en 'L'Esportiu': "En este momento se está a la espera de poder reubicarlo en el calendario, pero no está aún presente la decisión de cancelarlo".

Va a estar complicado que se pueda disputar en algún momento del año, pues se prevé un final de 2020 bastante apretado en lo referente a carreras.

El GP de Catar, el de Tailandia, el de las Américas y el de Argentina, primeras cuatro pruebas del calendario, fueron o bien cancelados o bien aplazados para los meses de octubre y de noviembre.

Y ya no hay más aplazamientos. España y Francia están cancelados sin fecha, y Alemania y Holanda, y sobre todo Finlandia, están en gran riesgo.

Las previsiones apuntan a un comienzo de Mundial en Brno, en el mes de agosto, cuando tan solo quedarían por delante cinco meses antes de terminar 2020.