Fernando Alonso quiere volver a la Fórmula 1 y acabar lo que empezó, ganar el tercer título mundial. Algo que estuvo a punto de hacer durante su etapa en McLaren en 2007, y varios años en Ferrari, pero solo lograba acumular subcampeonatos, el de 2010, 2012 y 2013.

Mientras los equipos presentan sus coches de cara a 2020, el asturiano está enfocado en 2021, año en el que se producirá la revolución en la parrilla, con coche nuevos, mayor igualdad entre equipos, logrando más adelantamientos, un máximo de presupuesto para todas las escuderías... Todos los cambios pueden provocar que los que actualmente mantienen todo el control, especialmente Mercedes y Hamilton, dejen de dominar y empiecen a aparecer nuevos ganadores. Por todo ello, Alonso sabe que 2021 es el año perfecto para volver y embarcarse en un nuevo proyecto con el que tratar de lograr el título.

 

"Un guerrero con una causa es el soldado más peligroso de todos", es el mensaje que manda Fernando en sus redes sociales. Y es que a pesar de los palos que ha recibido en estos últimos meses, cuando Honda le cerraba la puerta para correr las 500 millas de Indianápolis, reduciendo sus posibilidades a la mitad, o quedándose sin asientos poco a poco en el 'Gran Circo', especialmente después de la crítica de Red Bull que lo llamó "viejo", Alonso no se ha rendido.

Ha sabido retractarse de sus comentarios contra Honda, cuando calificó a su motor como "un motor de GP2", y se ha abierto dando a conocer su amor por Ferrari, con quienes aun mantiene un grupo de Whatsapp. Incluso parece haber mejorado su relación con Hamilton.

Lo que está claro es que Alonso quiere volver, pero lo quiere hacer bien, es decir, a un equipo 'top'. Su fecha tope para decidirse es este verano, así lo dijo durante su participación en el Dakar. Hasta entonces, tendremos que conformarnos con rumores y más rumores sobre su posible vuelta.