Sebastian Vettel dejará su asiento en Aston Martin y será ocupado por Fernando Alonso la temporada que viene. Pero queda muy poco para que el asturiano se suba por primera vez a su nuevo coche. Será en pocos días. Mientras, el piloto alemán se va a marchar de la escudería dejando varios mensajitos.

En una entrevista a 'Der Spiegel' ha lanzado este dardo: "Para obtener respuestas a las preguntas que estaban abiertas, este tiempo en Aston Martin fue importante en esta ocasión y ha contribuido a mi decisión...".

"El hecho de que actualmente no esté sentado en un coche con el que pueda demostrar de lo que realmente soy capaz, también contribuyó a mi retiro", ha comentado el cuatro veces campeón de la Fórmula 1 (todas ellas con la escudería Red Bull).

Aston Martin es el séptimo equipo de la parrilla. Ha progresado mucho con respecto a las primeras carreras. Cuando Alonso firmó con la escudería inglesa ocupaban la novena posición del mundial de constructores sólo por delante del equipo Williams.

Vettel tiene muy claro lo que hará una vez que se baje del coche de manera definitiva. Su familia es lo más importante: "Son una prioridad para mí, pero por otro lado, soy muy consistente en mi deporte y cada año se vuelve más difícil hacer lo correcto para ellos, no sólo porque hay más y más carreras por temporada".

¿Irá al paddock para ver las carreras de 2023? Es algo que todavía no tiene decidido: "No lo sé. Todavía no he hecho ningún plan. Pero no estoy seguro de no querer ver las carreras, en absoluto. La Fórmula 1 ha sido mi prioridad en la vida durante 16 años. Ahora, en secreto, espero poder arreglármelas sin la Fórmula 1".

"Si disfrutas haciendo algo, puedes aferrarte a ello, pero quiero elegir el camino del desapego, distanciarme y darme cuenta de ello. Hay suficientes otras cosas emocionantes en la vida. Me las arreglaré para abrir la puerta de al lado y encontrar allí mi felicidad", ha completado Vettel.