Parecía que esta mañana Fernando Alonso se había despertado encima de su móvil y sin querer había tecleado al tun-tun varios caracteres que conformaban un tweet completamente inventado y sin sentido alguno.

Pues bien, nada de eso. A los pocos minutos, su compañero de equipo, Esteban Ocon, intervenía en la conversación con otro mensaje imposible de interpretar a simple vista, a lo que Alonso contesta de nuevo con las mismas pautas, en una especie de código que no se asemeja a ningún lenguaje conocido.

Algo tramaban, y más cuando la cuenta oficial de Alpine aparece en escena mencionando la conversación y apuntando lo siguiente: "Tenemos un juego clave con el que jugar".

¿Qué podía significar todo esto? Y si significa algo, ¿en qué lenguaje está?

 

Cifrado de Vigenère

Los seguidores de Alonso no tardaron en darse cuenta y descifrar todas las palabras irreproducibles de los mensajes. En apenas minutos, llegaron a la conclusión de que se trataba de mensajes encriptados usando el Cifrado de Vigenère.

Este código en clave se basa en diferentes series de caracteres que forman una tabla, la de Vigenère, que se usa como clave para reproducir o interpretar mensajes. Se sigue en un método de sustitución regular con el que enmascarar el mensaje primigenio.

Conversación desencriptada

Alonso: BTV vras nduvrg ddwa. Eno iw giadt gby awa, Q’z xwptbvrg ewqf mn ndlr!!!!

Ocon: I mtb lsu pkmecoyt evpl hdzx sue lpnx yzj’zr enydcagiyv agvatvpg ewln

Alonso: Lpi’a fie, wtb’f wep. Iprc’vp vwg 24 lofga gs wzgs vx ofi!

Alonso: Grandes noticias están al llevar. Y para provocaros a todos, estoy 'twiteando' esto en código!!!

Ocon: Apuesto a que todo el mundo va a descubrir lo que estás anunciando inmediatamente.

Alonso: Veremos, veremos. ¡Tienen 24 horas para conseguirlo!

A todo esto, la clave de la conversación para poder descifrar dichos mensajes es 'Alpine', así que habrá que prestar atención a lo que Fernando y su equipo puedan anunciar mañana.