Gran carrera la de Mónaco para Red Bull. Los de la marca de bebida energética se quedaron sin la pole de Verstappen tras el accidente de Leclerc y Pérez no tuvo una buena jornada de clasificación pero han logrado resarcirse en la carrera.

Verstappen se encontraba desde la segunda posición de salida sin nadie por delante ya que Leclerc se ha visto obligado a retirarse sin haber empezado la carrera a causa de los daños que arrastraba del sábado.

El neerlandés ha logrado mantenerse primero las 78 vueltas, no ha tenido ningún error y la estrategia de Red Bull a la hora de hacer las paradas de boxes ha sido brillante, una pequeña venganza contra Mercedes por el Gran Premio de España.

Así pues, el piloto logra su primera victoria en Mónaco, un circuito en el que hasta ahora había conseguido más accidentes que buenos resultados. Además, no solo ha logrado su primera victoria en una pista histórica sino que se ha hecho con el liderato del mundial por primera vez desde que debutó en la Fórmula 1 en 2015.

Red Bull también ha salido ganando, y es que con la victoria de Verstappen y la remontada de Pérez desde la novena posición a la cuarta han podido adelantar a Mercedes en el Campeonato de Constructores.

"Sin duda es muy especial, es mi primera vez en el podio aquí. Siempre quieres ganar este Gran Premio y siempre lo veía cuando era pequeño. Estamos muy orgullosos de haber ganado. Ha sido una gran forma de acabar el fin de semana, pero es una temporada muy larga", ha asegurado Verstapen tras acabar la carrera.