Deshojada la margarita de la futura pareja de Mercedes en 2022, han comenzado a fluir reacciones del fichaje de George Russell por las 'flechas de plata' y de la salida de Valtteri Bottas rumbo a Alfa Romeo.

Nico Rosberg, campeón del mundo en 2016 con la escudería germana, abrió la veda reaccionando a la despedida de Lewis Hamilton al finlandés, asegurando que Bottas no había sido rival y que, por ello, el británico le veía como el "mejor compañero" que ha tenido.

Ahora, ha sido Fernando Alonso el que ha analizado la futura rivalidad que habrá en el box entre ambos compatriotas, algo similar a lo que él vivió con Hamilton en McLaren en 2007.

El asturiano ha explicado en 'Sky Sports F1' que espera que el todavía piloto de Williams le dé guerra al '44' en el año en el que se ejecutará el cambio normativo en Fórmula 1.

"Vamos a ver si George puede presionar algo más a Lewis. Valtteri quizás no ha estado en una posición para presionar en los próximos dos años, así que eso beneficiará a todo el equipo si George es lo suficientemente rápido", ha señalado.

"Pero al mismo tiempo Lewis es Lewis y ha demostrado muchas veces que con o sin presión, puede rendir cuando es necesario. George es rápido, pero Lewis es Lewis, así que veremos", ha añadido.

Paralelamente, Charles Leclerc también se ha referido al fichaje, apuntando que le recuerda a su llegada a Ferrari con Vettel: "Es una situación bastante similar a la mía cuando llegué a Ferrari con Seb a mi lado. Es una posición genial en la que estar. George tiene mucho talento y estará al lado de uno de los mejores en la historia de este deporte, así que no tiene mucho que perder, es una buena posición en la que estar. Puede darlo todo y mostrar su talento. Estoy bastante seguro de que mostrará al mundo su talento".