Si por algo se recuerda la temporada 2007 en la Fórmula 1 es por un garaje y dos pilotos en concreto. McLaren formó una pareja que parecía letal para sus aspiraciones por el campeonato, pero que les acabó explotando en las manos.

Fernando Alonso y Lewis Hamilton coincidieron en el mismo box en sus primeros años de experiencia en la categoría y el equipo no supo controlar a dos bestias competitivas. De hecho, según el propio Alonso, una dirección diferente hubiera ayudado a que aquello no sucediera.

"Probablemente no estuvo bien gestionado por nuestros jefes. Ambos teníamos mucha ambición. Ambos teníamos poca experiencia, yo había ganado el Campeonato, pero sólo era mi quinto año en Fórmula 1 y hay todavía muchas cosas que hacer y aprender", comenta el piloto de Alpine en declaraciones a 'Racing News 365'.

Y es que aquellos dos jóvenes también pusieron mucho de su parte para incendiar aún más el fuego: "Fue una temporada muy competitiva, pero como digo no se nos gestionó bien desafortunadamente. Yo haría cosas de manera diferente, eso seguro, y Lewis hará las cosas de forma diferente, seguro".

"El equipo se gestionaría de forma diferente, así que probablemente todos habríamos cambiado algo pero en ese momento, pensamos que estábamos haciendo lo correcto. Es parte del crecimiento de un ser humano y de un piloto también. Al final es lo que es", continúa.

 

'Magic' ya ha demostrado su madurez y compañerismo esta misma temporada, con la labor de equipo exhibida en el GP de Hungría para que Esteban Ocon ganara la carrera y su posterior celebración juntos, como si Alonso sintiera propia la victoria.

Ahora es el turno de ver si Hamilton podrá actuar de forma similar con la llegada de George Russell a Mercedes, un piloto que aspira a ser uno de los candidatos al título en los próximos años.

Será un asiento difícil para el aún piloto de Williams hasta final de temporada, pero Fernando no cree que Russell vaya a tener problemas en su adaptación.

"No creo que pueda sugerir algo ni darle ningún consejo. George ya tiene experiencia suficiente y talento. Lleva en Mercedes muchos años, eso es lo más importante. No es nuevo para el equipo. Incluso aunque esté corriendo en Williams, es parte de la familia Mercedes y también es británico, así que no debería preocuparse", concluye.