El piloto español Álex Palou (Chip Ganassi Racing) ganó este domingo el campeonato de la Indycar tras terminar cuarto en la última carrera del año, en Long Beach (California, EE.UU.).

Con esa cuarta posición, Palou termina el año con 549 puntos, por delante del estadounidense Josef Newgarden y el mexicano Pato O'Ward, que tuvo que abandonar después de verse involucrado en un accidente.

Palou se convierte así en el primer español de la historia en conseguir el título de la Indycar, la competición de monoplazas más importante de Estados Unidos, y en uno de los más jóvenes del mundo en hacerlo.

 

"Qué carrera, qué temporada, no sé qué decir. Estoy muy feliz", ha compartido con su equipo tras la carrera. Un día histórico para el deporte español e inolvidable para él.