Ahora, un hilo de Twitter a cargo del usuario @elpady pone al descubierto las vergüenzas -si es que se pueden llamar así- de Facebook. Todo lo que la compañía ha ido aprendiendo de sus usuarios a través de sus perfiles y a lo largo de los años.

A priori, nada que no nos pudiéramos esperar si tenemos en cuenta las últimas informaciones sobre la filtración masiva de datos de usuarios de la plataforma para intentar decantar procesos de voto a nivel internacional como la victoria de Donald Trump en EEUU o el brexit en Reino Unido.

 

Facebook lo sabe todo -o casi todo- de nosotros. Algunos de los datos no nos extrañan ni perturban. Pudimos ser nosotros mismos quienes dimos vía libre a la plataforma para el registro de esos datos. En algún consentimiento de farragosas condiciones que acabas obviando con un rápido "aceptar" y sin apenas dos minutos de lectura.

Pero el hilo de @elpady deja al descubierto otro volumen de datos sobre nosotros mismos. Datos cuya titularidad creíamos sólo nuestra, pero en los que Facebook siempre ha estado realmente interesado. Zuckerberg tiene en su poder toda la agenda de tu teléfono. ¿Cómo lo ha conseguido? Ni siquiera el propio @elpady, autor de este hilo compartido por más de 24.000 tuiteros -retuits-, recuerda haber dado permiso "de forma consciente" a Facebook y presupone que se debe a "un consentimiento poco informado".

 

El caso es que Facebook nos ofrece la posibilidad de descargar toda la información que la plataforma tiene de nosotros. Esta es otra de las bondades de la plataforma que quizá no conocías. Pues sí. Accediendo a los "settings" de tu perfil, puedes acceder a los datos que versan sobre ti mismo. Facebook te enviará un correo electrónico con un archivo .zip que incluirá, ordenada por carpetas, toda esa información. A saber: html, index, messages, photos, videos...

 

Ahí comienza la retahíla de datos. Tu correo electrónico, tu móvil, tus familiares... todo normal hasta ahí. Y después, la sorpresa: también registran los números de tu agenda, una cronología exacta de tu vida, un listado de tus amistades, las localizaciones -sí, lugares físicos- en las que te has movido durante los últimos años e incluso un listado con tus aplicaciones móviles instaladas.

 

 

 

 

 

Llamadas, mensajes, contactos... lo que se guarda Facebook aunque borres tu perfil

El reciente escándalo de Cambridge Analytica y la fuga masiva de datos de Facebook ha provocado que muchos usuarios de la red social continúen indagando sobre la política de protección de datos que lleva a cabo la empresa. Ahora, se ha descubierto que la multinacional recopilaba información detallada sobre llamadas y SMS en teléfonos que utilizaban la versión Android de la aplicación.