Equipo de Investigación dedicó uno de sus últimos programas al caso Esther López, en el que reconstruyeron las últimas horas de la joven antes de que se perdiera su rastro. Tras el análisis realizado sobre las últimas posiciones de su teléfono móvil, el aparato aparece junto al de Óscar en la vivienda de este último.

David del Olmo, perito informático forense, explicó que el móvil de Esther "entró en 'modo avión' justo un minuto después de recibir la última llamada de su madre", y que "se mantuvo entre las 6:32 y 8:55 horas, siendo curioso que el de Óscar también permaneciera en 'modo avión' entre las 6:34 y las 9:11 horas".

Para el perito son datos "muy importantes", que además se unen al detalle de que las antenas de telefonía móvil sitúan a Óscar "a las 3:22 horas y a Esther a las 3:26 horas en la residencia de Óscar". En este sentido, el experto hizo hincapié en que "las antenas de telefonía no mienten".

Cabe recordar que Óscar aseguró que tras llegar a su casa se fue a dormir. Es por esto que el programa recordó su declaración ante la jueza, en la que niega estos extremos. Como puedes ver en el vídeo que hay sobre estas líneas, la magistrada señaló que tanto su teléfono como el de Esther estaban juntos, por lo que le pidió una explicación. "No puede ser. Cuando llegué metí el coche dentro de la parcela y me senté en el porche a fumarme un cigarro y de ahí me fui a la cama", fue la respuesta de Óscar.

Por otra parte, el programa contó con el testimonio de José Miguel, amigo de Esther. El hombre manifestó que "los últimos que estuvieron con ella tienen que saber algo". Vuelve a ver la entrevista en el siguiente vídeo: