El Gran Wyoming arranca el programa de El Intermedio culpando a Vox de que no se haya producido el debate electoral previsto en la Sexta con los candidatos del 4M. "Seré claro, la extrema derecha de este país ha hecho mucho daño, pero nada comparado a esto. Han ido a dar donde más duele, ¡me han obligado a trabajar!", exclama el presentador.

Así, Wyoming comenta que en los últimos días la campaña de las elecciones de la Comunidad de Madrid "ha vuelto a a casilla de salida" y afirma que nos empuja a todos a tomar partido. Afirmando que tiene que ser "neutral" pero "no equidistante", por eso, cuando se trata de elegir trinchera sabe en cuál no quiere estar: "Nunca estaré en la trinchera que niega la violencia de género, ni que criminaliza a menores solo por ser extranjero, ni que duda de las amenazas a un representante político".

En esa trinchera, la suya, argumenta que tampoco pueden estar los "partidos que aspiran a ser institucionales y de gobierno pero que por alcanzar el poder abren la puerta a la extrema derecha". Por último, hace un llamamiento al voto porque cree que estas elecciones "afectan a todo un país que está tomando una deriva muy preocupante": "Votad en conciencia. Como soy neutral no os diré a quién y como no soy equidistante, votad a quien no siembre el odio".

Wyoming recuerda a Abascal el asesinato de una diputada antes del Brexit

Además, durante el programa, El Gran Wyoming pide a Vox una condena de las amenazas de muerte sufridas por políticos "mucho más nítida". "Parece que la extrema derecha se encuentra cómoda en este clima de tensión y agresividad", asegura, y recuerda el caso de una diputada británica asesinada días antes del referéndum sobre el Brexit en un clima de máxima tensión política.