Los Reyes Magos y sus pajes llegaron este miércoles a España y se pasearon por todas las ciudades en sus cabalgatas, en helicóptero e, incluso, en lancha.

Sus Majestades de Oriente quisieron sorprender a los más pequeños viajando hasta Oropesa del Mar, en Castellón, en pequeñas barcas. Sin embargo, su llegada fue un poco accidentada por culpa de una ola traicionera.

Como se aprecia en el vídeo que acompaña a estas líneas, Melchor, Gaspar y Baltasar y sus acompañantes se cayeron de la lancha por culpa de una ola que les arrolló. Por suerte, solo tragaron un poco de agua y salieron nadando hasta la superficie.