Disfraces coloridos, maquillajes estrafalarios y canciones irreverentes nunca faltan en las celebraciones del Carnaval que tienen lugar estos días en diferentes regiones de España. Algunas de las actuaciones más recordadas nos las deja el Carnaval de Cádiz, que esta noche celebra la esperada final de su Concurso Oficial de Agrupaciones.

En esta ocasión, una de las que más ha llamado la atención es la chirigota Daddy Cadi, cuya letra criticando la entrada de Vox en el Parlamento andaluz no ha tardado en hacerse viral, con frases como "vienen un puñado de fachas que cara al sol siempre rezan". Su alegato contra el partido de Santiago Abascal a ritmo de reggaetón ya acumula más de un millón de visitas en YouTube.

Por su parte, otra chirigota gaditana ha sido la que más risas ha despertado, con su particular imitación de Freddie Mercury. La parodia de 'Los Quemasangre' del icónico vocalista de Queen no ha dejado indiferente a su auditorio.

El año pasado, una comparsa fue la encargada de poner la nota reivindicativa al Carnaval gaditano. 'Las irrepetibles' mostraron su solidaridad hacia la víctima de La Manada con un pasodoble de letra feminista que imitaba la estructura de un juicio. En él criticaban los prejuicios machistas y defendían la libertad de las mujeres: "Hoy me confieso, sabiendo que habrá gente que no entienda / Hoy me confieso, que no soy una monja ni estoy muerta".

Reinas y 'drag queens'

En Canarias, un clásico imprescindible del Carnaval es la Gala de Elección de la Reina, en la que son protagonistas los monumentales trajes de plumas y lentejuelas. El pasado miércoles, Priscila Medina se coronaba en Santa Cruz de Tenerife con la fantasía 'La Nuit', del diseñador Sedomir Rodríguez, en una gala marcada por el caluroso aplauso del público también a otra de las aspirantes, María José Chinea, que cayó al suelo mientras desfilaba y tuvo que retirarse del escenario.

La puesta en escena de 'Drag Sethlas', ganador de la Gala Drag Queen de Las Palmas de Gran Canaria en 2017, pasará a la historia como una de las más controvertidas del Carnaval grancanario. Sethlas, nombre artístico de Borja Casillas, actuó caracterizado como la Virgen María y Cristo Crucificado, una performance que suscitó una enorme polémica y llegó a ser denunciada por la Asociación de Abogados Cristianos, aunque la Fiscalía terminó archivando la investigación.

El obispo de Canarias, Francisco Cases, calificó su actuación como el día más triste para el archipiélago por encima del accidente de Spanair de 2008, en el que fallecieron 154 personas, unas declaraciones que a su vez enfurecieron a los familiares de las víctimas. La polémica por el show de la reinona ganadora llegó incluso a RTVE, que retiró el vídeo de la gala de su página web, aduciendo que "podía herir sensibilidades".

Pese a todo, el año pasado Sethlas no dudó en volver a enfundarse las plataformas para reproducir 'La última cena', despidiendo su reinado con un mensaje a favor de la libertad de expresión.