El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en 5.107 desempleados en junio (+0,1%), su mayor repunte en un mes de junio desde 2008, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, que ha destacado que estas cifras "profundizan en la tendencia de ralentización" del ritmo de crecimiento del desempleo que se inició en mayo.

El incremento de junio ha sido cinco veces menor que el registrado en mayo y muy inferior a los de abril y marzo, meses en los que la crisis sanitaria llevó a un repunte del desempleo de 282.891 y 302.265 parados, respectivamente. El volumen total de parados alcanzó al finalizar junio la cifra de 3.862.883 desempleados, la más alta del registro desde mayo de 2016.

Trabajo ha explicado que en el aumento del desempleo registrado en junio ha repercutido, "de manera significativa", el grupo de demandantes sin empleo anterior. El 48% del total de estos demandantes, casi 15.000, se han registrado en la Comunidad Valenciana para optar a la oferta pública de empleo como "auxiliar planes de contingencia playas COVID19" que requería la inscripción en las oficinas del SEPE como requisito.

"Sin esta circunstancia excepcional, el paro registrado habría descendido en unas 9.000 personas", afirma el Ministerio. Aunque el ritmo mensual de ascenso del paro se ha ralentizado frente a los meses anteriores, el paro ha subido en junio por primera vez desde 2008. Sólo se han registrado ascensos en la serie histórica de junio: en 2008 (+15.058 desempleados) y ahora en 2020, cuando ha subido en 5.107 parados.

La Segurdidad Social gana casi 70.000 cotizantes y un millón de trabajadores sale del ERTE

La Seguridad Social ganó en junio una media de 68.208 cotizantes respecto al mes de mayo, lo que situó el número total de ocupados en 18.624.337, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que ha destacado que es el segundo mes consecutivo en el que aumenta la afiliación media.

No obstante, si se atiende el dato de último día de mes (por tanto, no en valores medios), el sistema perdió 99.906 cotizantes entre el 1 y el 30 de junio, con una caída muy acusada el último día del mes (-161.500).

En términos desestacionalizados, la afiliación aumentó en junio en 29.477 personas, su primer incremento tras los descensos registrados en los tres meses anteriores. Desde que arrancó mayo han salido de ERTE 1,56 millones de afiliados al sistema. En junio, 1,17 millones de trabajadores han abandonado esta situación. De estos, 1,05 millones de trabajadores han abandonado en junio la situación de ERTE de fuerza mayor.