El domingo, Novak Djokovic venció a Roger Federer, en un partido que quedará para los anales de la historia del deporte, por 7-6, 1-6, 7-6, 4-6 y 13-12. Llegaron a 12-12 en el quinto set, por lo que el partido se definió en tie-break, algo que nunca había ocurrido en una final de Grand Slam.

 

En el quinto set, el definitivo, se llegó a 12-12, por lo que el partido se definió en tie-break, hecho insólito en una final de Grand Slam. Djokovic salvó los dos match-points en la final más larga de la historia y se llevó el Grand Slam por quinta vez, siendo el segundo consecutivo.

Sin embargo, el tenista que más veces ha ganado Wimbledon es Roger Federer, con ocho trofeos en su haber desde que inició su hegemonía en tierras británicas en 2003, ganando frente a Mark Philippoussis. Por su parte, Rafa Nadal, rey de la tierra batida, se ha alzado con el trofeo londinense en dos ocasiones, al igual que Andy Murray.

El escocés es el único que ha conseguido destronar la hegemonía de la pista central de Wimblendon a los grandes tenistas del siglo: Roger Federer, Novak Djokovic y Rafael Nadal. Murray se alzó con el Grand Slam en 2013, con un triunfo por 6-4, 7-5 y 6-4 sobre Djokovic, y en 2016, frente a Milos Raonic, por 6-4, 7-6 y 7-6.

Te puede interesar

Novak Djokovic, campeón de Wimbledon tras vencer a Roger Federer en una final extraordinaria

Djokovic, tras ganar Wimbledon: "He jugado contra uno de los mejores de la historia"