Lance Stroll siempre ha estado en el punto de mira de las críticas desde que llego a la Fórmula 1 en 2017. El paso por los equipos que ha estado, fruto de la compra de su padre, ha despertado siempre el debate sobre el nivel del canadiense a la hora de subirse a un monoplaza del Gran Circo. Por ello Lawrence Stroll, dueño de Aston Martin, ha salido a defender a su hijo ante las acusaciones que siempre le relacionan con el 'enchufado' de la parrilla.

"Hay un mucha gente envidiosa en el mundo y la gente envidiosa, que desearía estar en la posición de Lance, hace y dice tonterías. No le presto mucha atención y Lance tampoco lo hace. ¿Que si creo que Lance tiene talento? Creo que tiene un talento inmenso. No tengo dudas de que ha demostrado que lleva el Mundial en la sangre", dice el padre del joven piloto en una entrevista a 'PA'.

En el Mundial del pasado año, Lance terminó undécimo en la clasificación de piloto con Racing Point, obteniendo 75 puntos, dos podios y una pole. Precisamente de esto ultimo habló su padre, que puso el ejemplo de la jornada de clasificación lluviosa del Gran Premio de Turquía en la que su primogénito logró ser el más rápido ante las dificultades de conducción.

"Todo es igual cuando te subes al ring y él lo mostró logrando la pole en lluvia en Turquía el año pasado cuando el terreno de juego estaba nivelado. No hay mucha gente que pueda hacer eso", afirma.

Stroll padre también habló de la incorporación de Sebastian Vettel a la escudería, afirmando que añadirá un plus de experiencia gracias a sus cuatro títulos mundiales.

"Este equipo ha hecho muchas cosas, pero una que no ha hecho es ser campeón del mundo. Y lo que Seb trae es esa mentalidad, la metodología, la ética del trabajo y la planificación para ser campeón del mundo y eso es invaluable. Él está increíblemente motivado por ser parte del regreso a la Fórmula 1 de Aston Martin. No logras cuatro veces ser campeón del mundo y te olvidas de conducir. Hubo factores mentales el año pasado. No tengo ningún tipo de vacilación de que será igual de rápido que siempre", asegura el propietario de la antigua Racing Point.