El redebut de Fernando Alonso en la Fórmula 1 pareció verse truncado tras el accidente que sufrió el 11 de febrero en Suiza mientras entrenaba en bicicleta.

La operación de mandíbula, unida a las 48 horas de reposo pertinente y a la readaptación a la preparación de la nueva temporada en el 'Gran Circo', han hecho que el calendario se apriete mucho para el asturiano, cuyo objetivo es estar en los test de pretemporada que se celebrarán en Baréin entre el 12 y el 14 de marzo.

Con esa fecha entre ceja y ceja, y dadas las contundentes restricciones derivadas del coronavirus, el bicampeón y Alpine han decidido que Alonso no esté en la presentación del nuevo A521.

Así lo ha explicado el propio Fernando en un mensaje publicado por el equipo francés en redes sociales.

"Hola a todo el mundo. Como sabéis, no estaré en la presentación del equipo Alpine de este martes en Reino Unido", ha señalado en un primer momento el piloto, que se quedará en Suiza en lugar de desplazarse hasta Enstone (Reino Unido).

 

Seguidamente, ha explicado sus motivos: "A consecuencia de las actuales restricciones de desplazamiento desde Suiza, se hace muy complicado viajar, pero de cualquier manera la seguiré virtualmente como todo el mundo, por lo que no importa si no estoy allí físicamente".

"Estoy deseando mostrar el nuevo coche, los nuevos colores, los nuevos monos de competición... así que muy emocionado y nos vemos muy pronto", ha zanjado.

Tras correr en la Indy 500, las 24h de Le Mans, el WEC y el Dakar, Fernando Alonso regresa a la Fórmula 1 con el objetivo de volver a ser competitivo, optar a victoria y, por que no, luchar por el título.