Tras el positivo por coronavirus de Lewis Hamilton, el equipo Mercedes comenzó a meditar quién debía ser su sustituto en el GP de Sakhir, el penúltima de la temporada 2020.

Y tras varias horas de reuniones de Toto Wolff con las altas esferas de los de las flechas de plata, llegaron a la conclusión de que George Russell era el candidato ideal. Piloto de Williams que se ha criado en la escuela Mercedes.

Entonces Wolff tomó la decisión de comunicárselo directamente, a pesar de ser ya de madrugada. Ha sido el propio Russell quien ha confesado cómo fue esa llamada... con sorpresa incluida.

"Recibí una llamada de Toto a las dos de la mañana del martes. De hecho estaba en el baño lo que se convirtió en un momento un poco extraño", ha explicado, entre risas, el joven inglés, que se subirá al Mercedes este fin de semana.

El joven se ha mostrado encantado a través de las redes sociales durante las últimas horas, publicando varias imágenes con el monoplaza. "Parece que sí entro", bromeó.

 

Y no es descartable que el joven Russell pueda estar también presente en la última prueba del año, en Abu Dabi, que se correrá el próximo 13 de diciembre. Todo dependerá de si Lewis Hamilton da negativo en coronavirus por entonces.

De momento el joven inglés está encantado con esta oportunidad, siempre con una sonrisa en el rostro y sin miedo a confesar cómo fue esa caótica llamada de Wolff. Una llamada que seguro nunca olvidará.