Carlos Sainz fue protagonista de la imagen más tensa, con diferencia, del pasado Gran Premio de Austria. El madrileño vio cómo, mientras él seguía en el Ferrari, su coche empezó a incendiarse ante la inacción de los comisarios, que incluso soltaron el extintor que llevaban para apagar las llamas.

Eso, y también su falta de rapidez, provocó las críticas del piloto madrileño quien, con razón, temió por su seguridad en un coche que ardía rápido por el fallo en su motor.

Ahora, los comisarios han emitido un comunicado para defenderse de las quejas y para explicar el protocolo que siguieron ante el Ferrari en llamas del piloto madrileño... y han señalado a Sainz.

"Sainz se puso nervioso"

"Carlos soltó los frenos demasiado pronto. Se puso nervioso, comprensiblemente. Un comisario tuvo que empujar la cuña debajo del coche mientras se movía, y el procedimiento fue complicado", argumentan.

Y siguen: "Se unieron varias circunstancias desafortunadas. El lugar donde Sainz detuvo el Ferrari no era visible desde donde estaban los comisarios. Tras esto, se dirigieron al coche con extintores, pero cuando vieron la situación llamaron al camión de bomberos".

"Esa decisión se tomó en cuestión de segundos, y fue absolutamente correcta. Con el accidente de Grosjean los extintores no fueron suficientes, y esa orden se canceló. Todo eso provocó la imagen del comisario soltándolo y 'huyendo", cuentan.

"Desde lo de Bianchi las reglas han cambiado"

Además, hablan de lo sucedido con Jules Bianchi: "Las reglas de la FIA en intervenciones de pista cambiaron. Solo se permiten con el visto bueno del control de carrera. Eso aumenta la seguridad de los pilotos y de los comisarios, pero todo es más lento".

Admiten eso sí que hay cosas que "deben mejorarse": "Un incendio no es algo cotidiano, pero se reaccionó bien. En menos de 30 segundos había un camión allí, y otro vehículo de emergencia estaba ya esperando con un tercero en camino".

"Incluso si Sainz no hubiera salido del coche habríamos podido protegerlo de la mejor manera posible. Somos un equipo de amantes del motor, que sacrificamos nuestro tiempo libre para ayudar en todo lo posible", sentencian.