Al igual que ocurrió en la pretemporada de 2016, cuando el equipo acabó cerrando el curso alzándose con la Liga, la Champions League, el Mundial de Clubes y la Supercopa de Europa, el Real Madrid ha comenzado su gira norteamericana en tierras canadienses.

Hasta la segunda ciudad más poblada del país, Montreal, se ha trasladado el máximo mandatario del conjunto de Concha Espina. Florentino Pérez aterrizaba este domingo en Canadá para posteriormente dirigirse a las instalaciones del Montreal Impact, equipo que milita en la Conferencia Este de la Major League Soccer (MLS), y así saludar a la plantilla y presenciar el entrenamiento.

 

Uno de los saludos que más han llamado la atención fue el que el presidente dirigió hacia Gareth Bale, jugador que se encuentra en la cuerda floja y del que no se puede aventurar nada sobre su futuro. En las imágenes se puede observar como Florentino se dirige al galés mientras este se encuentra en una camilla de fisioterapia.

Tras darle la mano, le endosó tres golpes afectuosos en el pecho y el galés esbozó una cariñosa sonrisa, dando una imagen que dice más que mil palabras. Desde luego, uno de los motivos por los que el presidente blanco se encuentra en el 'stage' merengue es por aclarar el futuro de Bale, quien está muy cómodo en Chamartín.

Te puede interesar

Kubo se sale en la pretemporada del Real Madrid: el japonés eclipsa a Hazard y hace alucinar a técnicos y aficionados por igual

Muere Farid Zidane, hermano de Zinedine Zidane: el Real Madrid ha guardado un minuto de silencio