Miembros de la familia real de Catar sufrieron un robo este sábado en el hotel de cinco estrellas gran lujo en el que se alojaban en Barcelona, según ha podido saber laSexta.

Los hechos ocurrieron en el Hotel Monument, situado en pleno Paseo de Gràcia, cuando los miembros de la familia real catarí se encontraban haciendo turismo por la ciudad.

El botones del hotel alertó a los Mossos D'Esquadra de que unos clientes habían sido víctimas de un robo en su propia habitación y explicó que, aunque no vieron a los ladrones, el hotel dispone de cámaras de seguridad.

Estos clientes, según ha sabido laSexta, pertenecen a la familia real catarí. Salieron del hotel sobre las 14:00 horas de la tarde y al llegar a las 21:00 horas se encontraron con que habían arrancado la caja fuerte de la habitación, dentro de la cual había dinero y joyas por valor de unos 30.000 euros, según declararon.

La puerta de la habitación no había sido forzada y se comprobó que sobre las 16:00 horas hubo una entrada no autorizada en la misma. La suite fue precintada por los Mossos a la espera de que la policía científica recogiera huellas y revisara las cámaras de seguridad.

Según explica Toni Castejón, portavoz del sindicato de policía SAP-Fepol, los ladrones disponían de información de dentro: sabían quién se alojaba, dónde, que había una caja fuerte y los horarios en los que los clientes no estarían.

"Que se hayan producido dos casos mediáticos no da buena imagen a Barcelona", ha indicado, en alusión al robo que sufrió una alto cargo surcoreana recientemente, que falleció como consecuencia de las heridas que le produjo el ladrón al darle el tirón para arrebatarle el bolso.

"Los hoteles y más de lujo son seguros, tienen cámaras por todas partes y además no es fácil salir con una caja fuerte", ha tranquilizado, aunque ha reconocido que en la Ciudad Condal hay "un problema de inseguridad de carteristas, relojeros, los que dan tirones".