Nuestra cotidianidad ha cambiado desde que el coronavirus comenzó a propagarse por todo el mundo y se decretó el estado de alarma en nuestro país. Desde el trabajo hasta las relaciones personales han cambiado, incluso cosas tan cotidianas como tirar la basura son diferentes en estos momentos.

Hay residuos que por falta de uso en nuestra vida diaria no sabemos a qué contenedor echarlos, es el caso de las mascarillas o los guantes de látex. Sin embargo, hay otros tan habituales como los envases, los medicamentos o los restos de comida que siempre nos generan dudas.

Mascarillas

El coronavirus actual es un patógeno de reciente descubrimiento. A medida que las investigaciones avanzan, se conocen nuevos datos sobre la Covid-19, la enfermedad producida por el coronavirus SARS-CoV-2 y se tienen que tomar nuevas medidas.

El Gobierno ha recomendado el uso de mascarillas para aquellos ciudadanos que tengan que utilizar el transporte público y siempre que no se pueda respetar la separación social de dos metros de distancia con otras personas.

Las mascarillas higiénicas distribuídas por el ejecutivo en el transporte público no son reutilizables y tienen que ir siempre al contenedor de resto, nunca al de papel. Además, después de su uso hay que desecharlas en una bolsa correctamente cerrada y lavarse las manos con agua y jabón.

En cuanto a las mascarillas, al igual que los guantes y todos los residuos procedentes de hospitales, ambulancias, centros de salud, laboratorios y establecimientos similares en contacto con Covid-19, son considerados residuos infecciosos y tienen su propio protocolo y canal de recogida.

Guantes de látex

Los guantes de látex o nitrilo que utilizan, por ejemplo, las personas que trabajan de cara al público para evitar el contacto directo con la clientela no deben depositarse nunca en el contenedor de amarillo (envases de plástico, latas y bricks), sino en el contenedor de resto. Además, es muy importante lavarse las manos correctamente después de quitarse los guantes y tirarlos.

Envases de gel hidroalcohólico

El gel desinfectante se usa como alternativa al jabón cuando estamos en lugares o situaciones en las que no podemos lavarnos las manos. Como los envases en los que se comercializa este gel son de plástico, siempre tenemos que echarlos en el contenedor amarillo para que puedan reciclarse.

Además, no es necesario lavarlos antes de reciclarlos aunque tengan restos de alcohol, recuerdan desde Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en España.

Pañuelos de papel

Si los usamos para secarnos la nariz o las manos, pueden ir al contenedor azul, siempre y cuando no haya sospecha de que la persona que los ha utilizado pueda tener la Covid-19, que entonces tendremos que seguir el protocolo que explicamos unas líneas más abajo.

Recordamos que los síntomas más comunes del coronavirus incluyen "fiebre, tos, y sensación de falta de aire. En algunos casos también puede haber síntomas digestivos como diarrea y dolor abdominal", como explica el Ministerio de Sanidad en su archivo de preguntas frecuentes.

 

Medicamentos

Tanto los blíster (con o sin restos de medicamentos) como sus envases hay que llevarlos siempre al punto Sigre de las farmacias, donde se reciclarán correctamente.

Botes de jabón

Una de las recomendaciones en las que más insisten las autoridades sanitarias es en la necesidad de cuidar nuestra higiene y la de los lugares en los que transitamos. Para eso, es necesario lavarse las manos bien y cada cierto tiempo, de este modo evitaremos transportar el virus y contagiar o contagiarse.

Los envases de jabón de manos suelen ser de plástico, por lo que siempre irán al amarillo. También se puede recurrir a las pastillas de jabón de toda la vida, muchas veces envueltas en papel, que iría al contenedor azul.

Latas de conserva

Atún para los macarrones, sardinillas con las que hacer una ensalada, mejillones en escabeche de aperitivo… En estos momentos en los que desayunamos, comemos y cenamos en casa, las comidas en latas de conserva son un alimento muy recurrente. Todas estas latas metálicas van al contenedor amarillo (envases de plástico, latas y briks). También los briks de leche, tomate frito o los envases de yogures.

Restos de comida

En el contenedor marrón, el de los residuos orgánicos, hay que verter los restos de comida así como las servilletas usadas o pequeños restos de jardinería. En lugares como País Vasco, la ciudad de Madrid o Cataluña ya podemos verlos en las calles, sin embargo, en otras regiones todavía se están implementando. En ese caso, los restos orgánicos van al contenedor de resto, el gris de tapa naranja.

Hogares sin positivo o cuarentena por la Covid-19

En aquellas casas en las que ninguna de las personas pueda estar contagiada, la separación de los residuos se hará de forma habitual, "tratando de reducir la fracción resto generada", como indica el Gobierno. Es decir, intentando reciclar todo lo posible en los contenedores de papel y cartón (azul), envases de plástico, latas y bricks (amarillo), vidrio (verde) y, en caso de tenerlo, restos orgánicos (marrón).

 

¿Cómo separo los residuos en un hogar con coronavirus?

Si hay personas con la Covid-19 o con sospecha de padecerla, según recoge el BOE, todos los residuos, incluidos los guantes, pañuelos y mascarillas desechables, tienen que ir en una bolsa de plástico dentro de un cubo de basura situado en la habitación.

Además, es importante que la persona afectada evite el contacto directo con el cubo, por eso es recomendable que tenga tapa y pedal de apertura. Recordamos que el coronavirus puede mantenerse en diferentes superficies durante varias horas, según varios estudios recogidos por el Ministerio de Sanidad.

Esa primera bolsa debe cerrarse bien e introducirse en una segunda bolsa de basura, que estará situada cerca de la puerta de la habitación, en la que también se depositarán los guantes y mascarilla del cuidador.

La segunda bolsa se cerrará antes de salir de la habitación y se tirará con el resto de los residuos domésticos en una tercera bolsa, que será la que tengamos en el cubo de basura reservado para la fracción resto. Después de esto, la persona tendrá que lavarse las manos con agua y jabón, al menos durante 40-60 segundos.

Si te surge alguna duda más sobre dónde reciclar algún residuo concreto, el asistente virtual de reciclaje Air-e siempre puede ayudarte.