La violencia contra el colectivo LGTBI no cesa y esta vez ha sido una niña de 12 años la víctima, que ha sufrido acoso en Vitoria por llevar una bolsa con los colores del arcoíris. Desde el Observatorio contra la LGTBI+fobia de Vitoria-Gasteiz (Ikusgune) advierten: "Hay un incremento claro de delitos de odio contra el colectivo", y por eso quieren dar visibilidad no solo cuando ocurren agresiones, sino también a casos como este para que no vuelvan a ocurrir.

El padre de la menor ha denunciado los hechos contando lo ocurrido en su perfil de Twitter. Tal y como explica, la pequeña subió un día a a casa "muerta de miedo" porque estando en la calle la habían amenazado y acosado simplemente por llevar un bolso con los colores de la bandera LGTBI.

"Como padre me indigna y cabrea mucho que en Vitoria, en el barrio de Zabalgana, a una niña de 12 años se le amenace y acose por la zona del skate park, por llevar esta bolsa", explicó el padre, adjuntando una imagen de la colorida bolsa.

 

Los comentarios llegaron por parte de unos chicos de unos 14 o 15 años, explica a este medio Amets Martínez de Heredita, portavoz del Ikusgune, quien señala que la verdadera gravedad del asunto "no es lo que le dicen sino lo que genera en esa persona".

Asumiendo que hay que graduar las violencias, y que no es lo mismo una agresión como la que acabó con la vida de Samuel Liz que un par de comentarios malintencionados, desde el Observatorio quieren reflejar que a partir de acosos como este "habrá personas que van a evitar el espacio público para no ser agredidas", o que como le ocurrió a la pequeña, habrá quien decida dejar de llevar una bolsa con el estampado LGTBI por miedo.

Organizan un día de fiesta LGTBI en el barrio

Por ello, desde el organismo han pensado que más que una denuncia (que en este caso podría incluso afectar a la menor), hay otro tipo de acciones de recuperación de los espacios que pueden ser más "transformadoras". Así, han convenido organizar un día de fiesta en ese barrio en concreto para que los vecinos sepan que allí no caben ese tipo de comportamientos, "y que todo el mundo puede ir con la bolsa que quiera".

"Queremos aprovechar esa ola de solidaridad para mandar un mensaje claro: todo el mundo tiene derecho al uso del espacio publico y pasear por donde le de la gana", explica Amets, que cree además que de cara a los chavales que asustaron a la niña este tipo de acciones pueden ser mucho más constructivas.

Además del Observatorio, en esta acción participarán la Asociación de vecinos y vecinas de Zabalgana y la red de coeducación de barrio, y se venderán bolsas como la que la pequeña ha dejado de llevar a la calle. Los beneficios que se saquen de estas, se invertirán para poder seguir trabajando por los derechos del colectivo y la lucha contra la LGTBIfobia, apunta el portavoz.

Incremento de la violencia LGTBI

Los datos sobre los delitos de ocio al colectivo LGTBI reflejan un incremento claro en los últimos tiempos. Amets señala que, solo en Vitoria, desde el mes de junio hasta el 31 de agosto han conocido 12 casos de LGTBIfobia.

"La mayoría son agresiones físicas y luego hay un incremento del discurso de odio, que aunque sigue creciendo se está quedando en segundo lugar. La agresión física es la que sube de una manera exagerada de casos", ha destacado a la Sexta.