El partido animalista denuncia la actuación de la Policía Municipal de Garrovillas de Alconétar (Cáceres) tras "atropellar sin miramientos" a una vaquilla durante un festejo taurino.

En un vídeo difundido en redes sociales, se ve cómo la vaquilla se sale del recorrido marcado y recorre una calle del municipio. En un momento dado aparece un vehículo policial que da alcance al animal.

Pacma asegura que, según la información que manejan, la vaquilla fue "arrollada por Policía" y denuncia la falta de protocolos de actuación en este tipo de festejos. "Podrían haber usado dardos tranquilizantes u otros métodos no lesivos para el animal. Algo que no pase por arrollar al animal", explica a laSexta Laura Duarte, portavoz de Pacma.

 

Además, y citando al Periódico de Extremadura, Pacma critica en un tuit que la alcaldesa del municipio pretenda solicitar a la Junta la concesión de la Medalla al Mérito para los policías locales por su actuación.

Por su parte, la Policía Municipal de Garrovillas de Alconétar niega tajantamente la denuncia realizada por el partido animalista. Según relata un agente a laSexta, el animal se salió del recorrido oficial y estuvo sin control por las calles del municipio durante ocho minutos. "Para que no siguiera embistiendo se le cerró el paso, pero no se le atropelló".

Los agentes defienden su actuación e insisten: "No nos llevamos por delante al animal ni lo matamos. La Policía no puede hacer eso".

Aseguran que existe un "atestado formalizado" de su actuación y critican al partido animalista por no difundir en redes el vídeo completo de su actuación. "Existe un trozo de vídeo donde se ve al director de lidia del festejo llevarse a la vaquilla", añaden desde la Policía Municipal.

Sin embargo, Pacma defiende la veracidad de su vídeo y añade: "Se escucha a la gente decir que los agentes han pillado al animal, incluso se escucha el frenazo del coche". Además, ponen en duda el argumento de los agentes y se preguntan "cómo es posible cortar el paso a un animal en una calle abierta en los dos sentidos con un sólo vehículo".

Finalmente, el animal fue sacrificado al día siguiente del festejo y "siguiendo todos los protocolos veterinarios", según aclaran los agentes.