DOS SEMANAS ANTES HUBO OTRO MUERTO

DOS SEMANAS ANTES HUBO OTRO MUERTO

La explosión de dos paquetes bomba matan a un menor y causan dos heridos graves en Texas, EEUU

La Policía piensa que los ataques pueden estar conectados, y además no descarta que exista una motivación racista puesto que las víctimas pertenecen a minorías raciales. Un ataque similar provocó otro muerto dos semanas antes.

Agentes de Policía de Estados Unidos
Agentes de Policía de Estados Unidos | EFE

La explosión de dos paquetes con "poderosos" explosivos en Austin (EEUU), en dos casos que pueden estar relacionados, causaron la muerte de un joven y heridas graves a dos mujeres, informaron las autoridades policiales.

El primero de los artefactos ocasionó la muerte de un joven afroamericano de 17 años y dejó en estado crítico a una mujer afroamericana de 40, quien en estos momentos se encuentra en un hospital de la capital tejana. Horas después explotó un segundo paquete y una mujer de origen hispano, de 70 años, fue trasladada a un hospital con pronóstico reservado.

En rueda de prensa, el jefe interino de la policía de Austin, Brian Manley, declaró en el lugar de los hechos que ambos sucesos "podrían estar relacionados", aunque agregó que no tienen "ningún sospechoso ni ningún vehículo registrado".

En estos momentos la investigación se encuentra en sus primeros pasos por lo que Manley no quiso desvelar ningún detalle sobre el material usado, ni aclaró si las víctimas tienen algo en común o han sido elegidas de forma aleatoria. "Lo único que sabemos es que hay alguien con la capacidad de elaborar estos explosivos poderosos, por lo que rogamos a la gente que esté atenta y colabore con las autoridades", afirmó.

Manley quiso tranquilizar a la ciudadanía diciendo que "no es el momento de entrar en pánico", y pidió que agudicen las precauciones, manteniéndose alejados de paquetes sospechosos o correspondencia que no esperen o desconozcan su destinatario. "Estos artefactos pueden explotar de muchas formas, así que no toquen ni manipulen nada que no sea de confianza", advirtió el agente.

El oficial expresó su confianza hacia las empresas de reparto del país, al confirmar que entre los sospechosos no están sus trabajadores. En ambos sucesos las víctimas encontraron el paquete cerca de sus domicilios, reveló Manley.

El departamento de policía anunció una recompensa de 50.000 dólares por información que ayude a resolver el caso. Otro caso parecido, ocurrido a principios de marzo, provocó la muerte, tras la heridas causadas por la explosión, de Anthony Stephan House, de 39 años, también en la ciudad tejana. "La investigación está en curso, creemos que están relacionados pero no sabemos con seguridad si atienden a una ideología o razón concreta", insistió el jefe de policía.

El pasado fin de semana comenzó en Austin el festival South by Southwest (SXSW), donde miles de personas se dan cita para asistir a conciertos, cine y conferencias sobre innovación. Ante esta masiva presencia de personas en las calles, Manley pidió a la gente que esté alerta pero que no se olvide de disfrutar puesto que "no hay razón para alarmarse". "Tenemos la suerte de tener una gran ciudad con un gran departamento de policía, y, además, colaboremos con las administraciones federales y personal experto en explosivos para garantizar la seguridad", concluyó.

EFE | Madrid | 13/03/2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.