La Comunidad de Madrid ha continuado este martes en el distrito de Usera las pruebas aleatorias de PCR iniciadas este lunes en Carabanchel para tratar de detectar población joven asintomática contagiada de coronavirus.

En concreto, el Gobierno regional ha realizado 1.008 test de COVID-19. Si bien, no han precisado cuántas personas de las citadas se han presentado y cuántas pruebas se han realizado a vecinos espontáneos. Tampoco han indicado si se han realizado test fuera del rango de edad establecido inicialmente ni si han acudido residentes de otros distritos.

Según ha podido comprobar un equipo de laSexta desplazado hasta Usera, han admitido para hacer pruebas a personas que no están citadas por SMS.

Los resultados estarán listos en menos de 48 horas y aquellas personas que den positivo, serán derivadas a su centro de salud para adoptar las medidas necesarias.

Ante el pinchazo de este lunes en Carabanchel, donde solo se presentaron 424 personas de las 1.000 citadas, la Consejería de Sanidad ha decidido que a partir del miércoles van a citar por SMS a 1.500 personas.

Así lo harán el miércoles en Vallecas y también en los siguientes tres días en Villaverde, Alcobendas y Móstoles. Pasando así de la previsión inicial de contactar con 6.000 personas a un total de 8.000.

Este proyecto se centra en aquellas zonas básicas de la región (zonas vecinales adscritas a un mismo centro de salud) donde hay una mayor incidencia del virus.

Dichas pruebas podrán seguir ampliándose a más zonas de la Comunidad en el caso de que sea necesario. Una vez realizada, la prueba PCR se trasladará para su análisis a los Laboratorios de los hospitales 12 de Octubre, Gregorio Marañón, La Paz y Móstoles. Los participantes recibirán una llamada de técnicos de Sanidad para informarles del resultado de la prueba, tanto si es positiva como negativa a la infección.

Además, esta intervención será complementada con actividades de educación de la salud para reforzar las medidas de prevención y la importancia del aislamiento y cuarentena en el control de la transmisión. Acciones que se llevarán a cabo en colaboración con profesionales sanitarios y de servicios sociales de las entidades municipales.