Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación profesional, ha defendido en una entrevista en 'Onda Cero' el papel del Ministerio en la organización de la vuelta a las aulas frente a las críticas por "falta de liderazgo". Pero ha insistido en que son las comunidades autónomas las que tienen adquiridas las competencias educativas. "Aunque yo quisiera, no puedo meterme a organizar los centros educativos".

Así, ha considerado que algunas, como la Comunidad de Madrid, podrían haber presentado sus proyectos antes: "Probablemente Madrid podría haber presentado el protocolo mucho antes. Otras comunidades autónomas gobernadas por el Parido Popular lo hicieron en julio o a principios de agosto".

"Llevamos 20 reuniones con las consejerías, hay dos documentos esenciales con 14 medidas para iniciar el curso y otro con medidas de prevención e higiene configurados en junio", ha explicado Celaá, argumentando que ya desde junio era "el turno" de las comunidades para perfilar sus planes para la vuelta al cole mientras que el Ministerio ejercía la función de "iniciativa y coordinación, poniendo recursos adicionales".

España está preparada para abrir sus colegios"

Isabel Celaá, ministra de Educación

En este sentido, la ministra, que explicará este lunes en el Congreso sus medidas para el inicio del curso, ha expresado su plena confianza en las administraciones regionales, a las que considera "sensatas y responsables". "Están haciendo un excelente trabajo silencioso. España está preparada para abrir sus colegios", ha proclamado.

Lo cierto es que el cuso comienza marcado por dos huelgas: la del sindicato de estudiantes contra la gestión de la ministra, a la que incluso los convocantes instan a Podemos, socios de Gobierno, a apoyarla. También en Madrid los profesores han organizado una huelga para el 22 y 23 de septiembre.

La ministra ha respondido a estas iniciativas manteniendo que "las huelgas nunca ayudan a que los servicios funcionen". "Es importante que este acuerdo entre los interlocutores sociales de la Comunidad de Madrid se forje y se consolide", ha añadido.

Los colegios no se cerrarán como en marzo

Celaá también ha explicado en durante la entrevista que "ahora sabemos más de la infancia relacionada con la COVID-19 de lo que sabíamos en marzo". Por ello, ha dejado claro que "hoy probablemente no se haría un cierre generalizado de los centros como el que se hizo en marzo".

Además, ha destacado que las inspecciones técnicas para asegurar que las medidas se cumplan son responsabilidad de las comunidades autónomas, sin descartar la intervención de la Alta Inspección, competencia del Ejecutivo. "Verá si se cumple la ley y la normativa".

Un mensaje para los padres: "Son espacios seguros"

Frente a la preocupación que sienten muchos padres a la hora de llevar a sus hijos a los centros educativos en mitad de la pandemia, Celaá ha querido mandar un mensaje tranquilizador: "Tal y como se he trabajado en los centros educativos se han convertido en los lugares más seguros".

De ese modo ha "elogiado" el "trabajo silencioso" de las direcciones de los centros educativos que han hecho posible el regreso a las aulas. "Hubo una salida de trimestre anómala y ahora hay que recuperar lo perdido".

Acompañamiento emocional para los alumnos

La ministra ha indicado que uno de los principales papeles que asumirán los profesores al inicio del curso es el de hacer un acompañamiento emocional de los alumnos. "Una de las principales labores de la escuela es que el alumno concluya teniendo felicidad y confianza en si mismo. Los primeros días debe generar confianza en el alumno", ha destacado.

Celaá ha destacado esta labor pues, considera que "los alumnos han vivido experiencias muy diversas y a veces traumáticas, y la educación tiene que hacer un acompañamiento psicológico".