El mar Mediterráneo se calienta tres veces más rápido que el resto de los océanos y esto afecta a todos los puntos, regiones y municipios de la península ibérica. Así lo ha asegurado Samira Khodayar en MeteoCom, el Foro Nacional de Meteorología y Comunicación del Cambio Climático.

En este sentido, ha añadido que este calentamiento se está acelerando en las últimas décadas al mismo tiempo que están disminuyendo las precipitaciones medias. "Cada vez tenemos más días de calor con la combinación de noches tropicales o ecuatoriales, algo muy grave", ha puntualizado.

Por todo ello, ha instado a los medios a explicar las consecuencias de este impacto climático, que pasa por el número de olas de calor pero también por las muertes que ha causado. Por su parte, el catedrático de geografía y director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, Jorge Olcina, apuesta por "comunicar la verdad actualizándose a la evolución de la situación".

Así, hay que hacer entender a la población que es un problema "importante" global pero que tiene manifestaciones regionales y a las autoridades exigirles activar ya planes contra la lucha del cambio climático que tiene dos partes: el cambio del modelo energético, que ya se está haciendo, y "lo más importante ahora es adaptar los territorios, la economía y la sociedad, a los efectos, que es en lo que hay que incidir en los próximos años porque no podemos perder más tiempo".

Con todo ello, Olcina recupera el punto de vista de Kohdayar y alerta de que "lo que no hagamos ahora lo vamos a pagar en forma de pérdidas económicas más elevadas y de pérdidas de vidas humanas" que en nuestro caso viene provocadas por el calor nocturno, no diurno, ya que las noches tropicales han aumentado de las 15 que se registraban en los años 80 a los tres meses en las que las sufrimos ahora.

En este sentido, la experta en Meteorología de laSexta, Isabel Zubiaurre, quien también ha expuesto su punto en el encuentro cree que habría que ponerle más corazón a la información para que realmente llegue a la gente. "El problema es que la gente no se ve influenciada. Para que algo llegue al corazón de la gente debe ser personal, abrupto y que llegue ahora", ha señalado.

De la MeteoCom a la Cumbre del Clima

Mientras meteorólogos, científicos y divulgadores coincidían en Valencia en que las claves de una buena comunicación - para luchar contra el cambio climático y arrinconar a los negacionistas - pasan por trasladar a la población una información sustentada en criterios científicos de un modo comprensible, en Egipto, la falta de voluntad política y la codicia reinan en la 27 Cumbre del Clima.

Lo cierto es que, desde su inicio, el encuentro internacionales vio mermada su capacidad de negociación ante la ausencia de Rusia por la guerra en Ucrania, a la que se suman India y China, países que están entre los grandes emisores de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera y causantes del calentamiento global.

Sin embargo, y a pesar de la poca ambición climática demostrada, durante los quince días de reuniones se han logrado algunos acuerdos y se han fortalecido otros que se firmaron en anteriores Conferencias de las Partes de la Convención de Naciones Unidas para el Cambio Climático (COP).

En relación a la mitigación climática, más de 200 países, regiones y fabricantes, entre otros actores, se han unido en la coalición "Accelerating to Zero (A2Z)", que es una ampliación de la declaración sobre Vehículos Cero Emisiones firmada en la COP26 para eliminar la venta de automóviles y furgonetas de combustión a partir de 2035 en los grandes mercados.

España y Francia, se han sumado a la A2Z en esta cumbre. No lo han hecho los otros grandes productores en el mundo como China, Estados unidos, Japón, India, Corea del Sur, Alemania, México, Brasil y Tailandia. La A2Z pretende acelerar la descarbonización y reducir las emisiones GEI, aunque según organizaciones ecologistas para llegar al objetivo del Acuerdo de París de 1,5 grados de calentamiento global se necesitaría incrementar mucho esos esfuerzos.