Este domingo vimos la peor cara de Novak Djokovic. Tras perder su saque ante Pablo Carreño en el segundo set del partido, el número 1 del mundo dio un pelotazo en la garganta a una juez de línea, provocando que se mantuviera durante unos segundos con problemas para respirar.

El serbio fue expulsado del torneo, hecho que conlleva la pérdida de todos los puntos e ingresos logrados en el tiempo transcurrido de US Open.

Tras el incidente, comenzaron a correr como la pólvora en internet las distintas impresiones del circuito. Uno de los tenistas más duros con 'Nole' fue, como no podía ser de otra forma, Nick Kyrgios. El australiano, azote de Djokovic y otros tenistas, cargó duramente contra su compañero y extrapoló la situación a su persona.

"Cambiadme por el incidente de los bromistas. 'Golpear accidentalmente al recogepelotas en la garganta'. ¿Cuántos años de prohibición me habrían caído a mí?", escribió Kyrgios en Twitter, acompañando el mensaje con una encuesta de tres opciones: "¿5? ¿10? ¿20?".

 

Paralelamente, su rival en el partido, Pablo Carreño, señaló tras el encuentro que "las reglas son las reglas", además de apoyar la decisión tomada por el árbitro y el supervisor del torneo: "Ambos hicieron la cosa correcta, pero también hay que reconocer que no es algo fácil para hacer".

Por su parte, Denis Shapovalov, también presente en el cuadro del US Open, se mostró más comprensivo con el número 1: "He estado en esa situación, así que sé exactamente cómo se siente. Esperemos que Novak pueda superarlo y seguir hacia delante. Por supuesto, tiene que crecer y aprender de esto. Pero fue mucha, mucha mala suerte. La bola podía haber dado en cualquier parte".

La defensa férrea del tenista ha llegado desde su país natal. "Escándalo en Nueva York: Djokovic descalificado", titula el diario deportivo 'Sportski zurnal', que incide en la no intencionalidad del serbio a la hora de golpear a la juez de línea: "Aunque las reglas con implacables, esa decisión es demasiado dura, porque en la imagen se ve que Djokovic no lanzó la pelota de forma intencionada en su dirección (de la juez), ni fue un tiro muy fuerte, ni agresivo, ni quería ese golpe".

Sin embargo, la reacción más esperada era la del propio Novak, que quiso pedir perdón públicamente en redes sociales tras salir del US Open sin ofrecer declaración alguna a los periodistas.

"Toda esta situación me ha dejado realmente triste y vacío. Revisé a la juez de línea y el torneo me dijo que gracias a Dios ella se sentía bien. Lamento mucho haberle causado tanto estrés. Tan involuntario. Tan equivocado. No voy a revelar su nombre para respetar su privacidad. En cuanto a la descalificación, necesito volver adentro y trabajar en mi decepción y convertir todo esto en una lección para mi crecimiento y evolución como jugador y ser humano. Pido disculpas al torneo y a todos los asociados por mi comportamiento. Estoy muy agradecido con mi equipo y mi familia por ser mi gran apoyo, y con mis fans por estar siempre conmigo. Gracias y lo siento mucho.", reza el mensaje publicado por 'Nole'.