Fernando Alonso y Marc Coma han sufrido un duro accidente en su Toyota Hilux. Los españoles han abandonado la tercera jornada del Rally de Marruecos, dividida en tres partes, siendo la primera de estas partes en la que han tenido problemas.

En el primer punto intermedio, Alonso pasó en octava posición, siendo el kilómetro 75 en el que han llegado los problemas. El asturiano ha roto el eje de la suspensión de su Toyota, volviendo al campamento para resolver sus problemas.

 

Estos problemas llegan después de una segunda jornada sin problemas para el asturiano, tranquilidad que no tuvo en una primera etapa que también estuvo llena de percances para los españoles.

El propio Alonso ha sido el encargado de hacer oficial su abandono a través de su cuenta de Instagram.

"No ha sido el día que esperábamos. A los 75 kilómetros de la etapa hemos pasado por una gran zanja no señalada en el Road book, dañando junto a otros 3 coches de los 10 primeros la suspensión, después, afortunadamente fue cerrada esa zona para evitar más problemas a la gente que llegaba por detrás. Ahora intentamos reparar y mañana a por un día limpio", escribía Alonso en su cuenta.