Fernando Alonso acabó en el top 10 de la segunda etapa del Rally de Marruecos después de una primera etapa en la que llegó a pinchar hasta en tres ocasiones.

Ante los medios, Alonso aseguró sentirse "contento" después de una etapa "sin grandes problemas", algo que no pudo disfrutar en esa primera etapa en la que tuvo que esperar al otro Toyota para que hiciesen el tercer recambio de la rueda.

 

"Ha estado bien. Un tramo sin problemas, así que por lo menos hemos disfrutado los kilómetros completos sin grandes problemas. El orden de la salida ha sido complicado, especialmente por el polvo en los primeros kilómetros, pero ha sido más divertido hoy", expresaba.

Tras esa segunda etapa, Alonso también fue preguntado sobre sus sensaciones al acabar, algo que no pudo acertar a decir a ciencia cierta porque acababa de "apagar el coche" y no había podido ver los resultados.

"Estoy contento de cómo ha ido el coche, sin problemas, sólo la visibilidad ha sido peligrosa, pero es como es", afirma.