El anuncio de la renovación de Lewis Hamilton trajo consigo una corriente de polémica debido a la corta duración que estipula el contrato del británico con Mercedes.

La escudería alemana firmó tan solo un año de prolongación al heptacampeón del mundo, hecho que ha generado rumores en torno a si el piloto se retirará en 2022 o probará suerte en otro garaje.

Nada más lejos de la realidad, Toto Wolff, jefe del equipo, salió al paso de las habladurías para zanjar el tema afirmando que la idea de ambas partes es seguir más tiempo juntos, pero que la compleja situación por el coronavirus ha impedido disponer del tiempo necesario para alcanzar un acuerdo mayor.

"Acordamos conjuntamente un contrato de un año. En primer lugar, porque hay un importante cambio de reglas en 2022. También queremos ver cómo se desarrolla el mundo y la empresa. Además, por otro lado, es porque este lo dejamos para muy tarde", ha explicado el máximo responsable de Mercedes en el 'Gran Circo'.

El positivo de Hamilton con la temporada ya vista para sentencia lo complicó aún más: "Queríamos discutir el contrato al final de la temporada entre las carreras de Bahrein y, obviamente, Lewis no se sentía bien. Y al final, empezamos a hablar justo antes de Navidad".

"Por eso era importante hacerlo lo antes posible. Y en ese sentido, pensamos que lo mejor era posponer para dentro de un tiempo las discusiones sobre 2022 y más allá de ese año", ha añadido.

"Fue solo que necesitábamos firmar el contrato de 2021 porque teníamos que ponerlo en marcha y, luego, encontrar tiempo durante este año, antes de que termine el acuerdo, para discutir el futuro", dice Toto.

Lo que está claro es que el periplo de Hamilton con los teutones no acabará a corto plazo: "Y no es solo específicamente para 2022, sino también más allá. Y eso no es algo que quisiéramos tratar mediante una videoconferencia entre Navidad y finales de enero".

'Cláusula Verstappen'

Sobre la supuesta cláusula que Lewis pidió que figurara en su contrato en relación a la elección de su compañero y a la negativa a que fuera Max Verstappen, Toto ha desmentido cualquier información sobre ello.

"Sobre las cláusulas específicas que aparecieron en algunos medios, no sé de dónde vinieron porque nada de eso es cierto", ha apuntado.

"De hecho, lo leí y me pareció interesante, pero la verdad es que en ningún momento se discutió ninguna cláusula específica con el piloto. Nunca ha pedido en los últimos ocho años elegir su compañero. Pero además, es una decisión del equipo", ha continuado.

También ha desmentido que el heptacampeón haya reclamado un porcentaje de lo que le corresponde al equipo por ganar el Mundial de Constructores: "La otra cláusula sobre una participación en los ingresos salió de la nada. Ese rumor tampoco tenía fundamento. Así que nada de eso formó parte de nuestras negociaciones".