Poco después de que Andreas Seidl, director de McLaren, afirmase que no cuentan con Fernando Alonso en caso de que Carlos Sainz o Lando Norris diesen positivo por coronavirus, Zak Brown, CEO de los de Woking, ha reconocido que sí querrían que el piloto asturiano siguiese con el equipo de cara a las próximas ediciones de las 500 Millas de Indianápolis.

"No es algo a lo que yo me opondría, desde luego. Si tenemos un asiento libre y él quiere hacer la Indy 500 en 2021, y tiene permiso para hacerlo, ese escenario podría funcionar", señaló el norteamericano, uno de los grandes valedores del bicampeón del mundo en la escudería alemana.

Aún así, Brown dejó todo en manos de Renault, equipo de Fernando en el 'Gran Circo': "Desde nuestro punto de vista, no hay conflicto con carreras. Y en la Indy 500 se clasifica el coche, no el piloto. Así que no se puede descartar, sobre todo porque él tendrá más experiencia. Si quisiera hacer la Indy 500 en 2021 y su contrato se lo permitiera, que no sé lo que le permite su contrato, podríamos tener una situación en la que alguien clasificase el coche por él, y si él quisiera podría completar la Indy 500 en 2021".

Alonso competirá en las 500 Millas de Indianápolis el próximo 23 de agosto con el monoplaza de Arrow McLaren Schmidt Peterson, que cuenta con un motor Chevrolet, antes de iniciar una nueva aventura en Fórmula 1 de la mano de los de Enstone.