Dijo en la previa Lewis Hamilton que iba a "sacar el león" en la primera carrera al sprint del año, pero no fue así. Ni mucho menos.

El inglés partió primero, pero apenas le duró unas curvas el liderato. Max Verstappen, su peor pesadilla, le adelantó para acabar llevándose la victoria y tres puntos al bolsillo más la pole.

Hamilton se mostró contrariado con la actuación de su Mercedes, que volvió a ser muy inferior al Red Bull. Valtteri Bottas terminó en tercera posición y se llevó un puntito.

El siete veces campeón del mundo se mostró contrariado en la rueda de prensa posterior. "Todos los puntos cuentan y estoy agradecido de haber terminado y mañana lucharemos de nuevo, pero Red BUll es muy fuerte en carrera, se estaba alejando de mi y no podía hacer nada por seguirle. Tenemos que intentar estar por delante de alguna forma, han hecho una gran salida, han hecho un buen trabajo con el motor así que tendremos que trabajar por mejorar eso porque perder posiciones nunca es bueno", ha afirmado.

Los españoles, cara y cruz

Fernando Alonso volvió a hacer de las suyas con una salida sobresaliente, en la que ganó seis posiciones. Eso sí, con el paso de las vueltas perdió dos puestos ante Lando Norris y Daniel Ricciardo. Partirá séptimo.

Carlos Sainz, por su parte, se tocó con George Russell y cayó hasta la parte final de la parrilla. Solo pudo remontar hasta la undécima posición. Su compañero, Charles Leclerc, fue cuarto.