Lewis Hamilton es uno de los deportistas más activos en la lucha antirracista. Y lo volvió a demostrar en el GP de la Toscana, donde portó una camiseta con un mensaje claro: "Arresten a los policías que mataron a Breonna Taylor".

El británico apareció por el podio con esta camiseta, algo prohibido por la FIA, que no permite "ningún tipo de reivindicación" durante la ceremonia en la que se entregan los trofeos.

Este gesto de Hamilton fue criticado por un usuario en redes sociales... que recibió la respuesta de la cuenta oficial del equipo Mercedes. "Esto no es política, son derechos humanos básicos", escribió el equipo de las flechas de plata.

 

Un mensaje que rápidamente se hizo viral en redes. Cabe recordar que Mercedes ha cambiado el histórico color de sus monoplazas esta temporada en otro gesto de lucha contra el racismo.

Hamilton se llevó la victoria en el GP de la Toscana y encarrilla otro título mundial en su palmarés. El inglés sigue dando pasos agigantados para convertirse en el mejor piloto de todos los tiempos en la Fórmula 1.