Carlos Sainz ya luce el rojo de Ferrari como si lo hubiera llevado toda la vida. El madrileño afronta su primer curso en la mítica escudería de Fórmula 1 tras un año horrendo para el equipo, después de un 2020 desastroso en el que poca nota positiva se pudo sacar.

Ahora, miran con optimismo a un futuro en que estarán Leclerc, Sainz y una revolución para 2022 que les puede venir bien a todos menos a Mercedes, viendo su dominio durante estos años.

En dicha revolución serán clave los nuevos neumáticos de 18 pulgadas, que en Ferrari ya han probado en un SF90, el de 2019, envuelto en polémica por el tema del combustible.

Durante tres días, Sainz y Leclerc probaron las gomas en unas jornadas sin imágenes y sin apenas datos, pero hay algo que sobrevuela en el ambiente y que tiene que ver con Carlos.

Fue, supuestamente, un accidente con el Ferrari en la pista de Jerez, donde se llevaron a cabo las pruebas.

"Los test son privados... responder preguntas es complicado porque no sé cuánto podemos decir por contrato sobre lo que pasó", dijo Sainz.

Luego, Carlos alimentó el rumor: "Si algo pasó, que no te lo voy a decir, fue muy poca cosa..."

Lo único que se sabe de los test es que Leclerc dio 110 vueltas el lunes, que él y Sainz dieron 85 el martes y que el miércoles fue Carlos quien realizó 125 giros.

Te puede interesar

Desvelan el castigo de la FIA a Ferrari en 2020 por su polémico motor de 2019

¿Un motor Ferrari competente en 2021?: "Estamos en el buen camino..."

Malas noticias para Carlos Sainz: la realidad de Ferrari para 2021 en palabras de un expiloto