El que fuera primer ministro italiano y dueño del AC Milan en una de sus etapas más gloriosas, Silvio Berlusconi, se hizo con el control del Monza.

El modesto equipo, que militaba en la Serie C, ha logrado ascender a la categoría de plata del fútbol italiano, pero el objetivo de Berlusconi no es otro que llevar al conjunto a la Serie A.

Para ello, el mandatario quiere acometer un mercado de fichajes totalmente revolucionario y se ha fijado tres nombres en concreto: Kaká, Zlatan Ibrahimovic y Mario Balotelli.

En el caso del exmediapunta brasileño, este se podría haber planteado descolgar las botas y volver al fútbol de la mano del directivo que le hizo campeón de Europa y Balón de Oro.

"Estamos pensando en cuatro o cinco refuerzos. Soy muy optimista de que también podamos ganar el campeonato de la Serie B y Kaká quizás sea uno de ellos", reconoció Silvio en 'Telelombardía'.

Por otro lado, en cuanto a Ibrahimovic, el sueco, tal y como apunta la 'Gazzetta dello Sport', no se encuentra a gusto debido a los últimos cambios que ha habido en la directiva 'rossonera': "Este ya no es mi Milan. Ahora no hay proyecto".

"Era un objetivo para nosotros y, por razones extradeportivas, tuvimos que desistir. Pero nunca se debe decir nunca. Lo seguiremos intentando", explicó Berlusconi en referencia a Zlatan.

Por último, el caso de Mario Balotelli es el más llamativo debido a sus últimos enfrentamientos con su club actual, el Brescia. 'Súper Mario' podría terminar de forzar su salida para fichar por el Monza de Berlusconi.