La Federación Inglesa (FA) ha acusado a Kieran Trippier de incumplir las reglas que fijan que los jugadores no pueden apostar en el fútbol, y menos si es a su propia persona.

Según el organismo inglés, el lateral derecho del Atlético de Madrid habría apostado dinero a que iba a fichar por el conjunto colchonero el pasado verano. El futbolista tiene de plazo hasta el 18 de mayo para presentar alegaciones contra la acusación.

Trippier se podría enfrentar a una dura sanción económica y podría estar varios meses inhabilitado, al igual que le pasó a Daniel Sturridge, quien rescindió con el Trabzonspor tras ser suspendido por apuestas ilegales.

 

A su vez, 'Sky Sports' ha emitido un comunicado del jugador al respecto del tema: "Ha colaborado con la investigación de la FA en los pasados meses de forma voluntario y lo seguiré haciendo. Quiero dejar claro que como futbolista profesional no he realizado apuestas relacionadas con el fútbol ni he recibido beneficio alguno de otras apuestas".